El “amor” en psicología. ¿Existe el amor verdadero?

0
214


Las diferentes etapas o tipos de amor pueden ser explicados con diferentes combinaciones de estos elementos:

  • Cariño: (Intimidad). Es el cariño íntimo que caracteriza las verdaderas amistades, en donde se siente un vínculo y una cercanía con la otra persona, pero no pasión física ni compromiso a largo plazo.
  • Encaprichamiento: (Pasión). Es lo que comúnmente se conoce como “amor a primera vista”. Sin intimidad ni compromiso. Así es como se inician muchas relaciones de pareja, permitiendo que posteriormente se vaya alcanzando diferentes niveles de intimidad y compromiso, aunque hay veces, que sólo se queda en pasión.
  • Amor Vacío: (Compromiso). Existe una unión por compromiso, pero la pasión y la intimidad han muerto. No sienten nada el uno por el otro, pero hay una sensación de respeto y reciprocidad.
  • Amor romántico: (Intimidad y Pasión). Las parejas están unidas emocionalmente y físicamente, mediante la pasión, pero no en el compromiso de estar juntos. El ejemplo recurrente de este tipo de amor lo podemos encontrar en muchos arquetipos surgidos de la literatura, como Romeo y Julieta de William Shakespeare.
  • Amor sociable/compañero: (intimidad y Compromiso). Matrimonios en los que la pasión ha desaparecido, pero se mantiene un gran cariño y compromiso por el otro. Se encuentra en la familia y en los amigos profundos, que pasan mucho tiempo juntos, en una relación sin deseo sexual. Es un amor cuya ambición es la preocupación por la felicidad y bienestar del otro.
  • Amor fatuo o loco: (Pasión y Compromiso). Se da en las relaciones en las que el compromiso es motivado principalmente por la pasión. Este tipo de amor se expresa cuando, por ejemplo, dos personas contraen matrimonio al poco tiempo de haberse enamorado, y todavía no ha surgido el componente de la intimidad. En estos casos, se dedica bastante esfuerzo en ofrecer la mejor imagen de uno mismo antes el otro.
  • Amor consumado: (Intimidad, Pasión y Compromiso). Es la forma completa del amor. Representa la relación ideal hacia la que todos quieren ir pero que aparentemente pocos alcanzan. Sin embargo, Sternberg señala que mantener un amor consumado puede ser aún más difícil que llegar a él. Enfatiza la importancia de traducir los componentes del amor en acciones. “Sin expresión”, advierte, “Hasta el amor más grande puede morir”.

En 2011, la neurocientífica Lucy L. Brown, del Albert Einstein Collegue of Medicine,  junto a Helen Fisher, sugirieron que podría haber mecanismos con los que el  amor podría sostenerse en el tiempo en una relación y  describieron lo que sucede en el cerebro de parejas con relaciones de largo recorrido. Para averiguarlo, escogieron a diez hombres y siete mujeres casados durante una media de 20 años y les sometieron a una resonancia magnética, mostrándoles imágenes de sus parejas, amigos íntimos, familiares cercanos y de parientes lejanos. Los resultados mostraron que cuando veían la imagen de su pareja, su cerebro se comportaba de forma similar al de las personas recién enamoradas, al activarse las regiones que fabrican dopamina, hormona responsable de la euforia, común en el comienzo de las relaciones . Si la pareja consigue el mecanismo adecuado desde el respeto podrían durar una vida siempre y cuando el concepto “ amor “ sea comprendido adecuadamente y las dos personas quieran el mismo recorrido de vida .

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí