¿Qué es el estrés postraumático?

1

Es un tipo dentro de los trastornos de ansiedad. Normalmente se da cuando una persona ha experimentado o sufrido un trauma emocional impactante. Que le ha implicado unas lesiones graves o, incluso, le ha supuesto una amenaza de muerte.

Usualmente es el cambio de la respuesta del cuerpo humano ante una circunstancia estresante. Después el cuerpo se recupera, las hormonas y sustancias químicas típicas del estrés vuelven a sus niveles normales, pero en las personas que sufren esta enfermedad, estos químicos no vuelven a su estado de normalidad.

Suele aparecer tras una agresión, accidente en carretera, violencia en el seno de la familia, violencia sexual, vivir en primera persona desastres, catástrofes naturales, atentados terroristas o masacres, guerras, etc.

Lo que no se sabe es porque se produce en unas personas pero no en otras, estando ambas sometidas al mismo grupo de presiones o amenazas. Por lo que se supone que se debe a factores genéticos, emocionales o familiares.

¿Qué síntomas tiene el estrés postraumático?

Los síntomas de esta enfermedad se dividen en 4 grupos distintos.

El primer grupo son los relacionados con revivir el hecho negativo, lo que incapacita a la persona en su vida diaria. Suelen recordar lo ocurrido una y otra vez, además de angustiarse por ello. Muchos tienen pesadillas mientras duermen, por lo que descansan bien. Además de tener reacciones extremas al revivir esos episodios.

En el segundo grupo se encuentra la evasión, es decir, comienzan a sentirse como si nada importara. Se vuelven insensibles emocionalmente e indiferentes ante cualquier situación. En otros casos, no recuerdan nada o hechos concretos de lo que pasó. Se encuentran apáticos e inexpresivos. Además evitan a personas, lugares y cualquier cosa que les recuerde lo ocurrido.

El tercer grupo está basado en la hiperexcitación, no son capaces de concentrarse en lo que están haciendo y siempre buscan en sus alrededores algún signo de peligro. Se sobresaltan con mucha facilidad y tienen dificultades para poder dormir o se despiertan con mucha facilidad. También están más irritables de lo normal y pueden tener ataques de ira.

El cuarto y último grupo está condicionado por la negatividad. Sus pensamientos, sentimientos y estados de ánimo se vuelven negativos. Unos se culpan por lo que les ha ocurrido (culpa o síndrome del superviviente) y otros buscan cualquier culpable para sentirse mejor. Son incapaces de recordar partes de lo que ha ocasionado el trauma.

Además pueden tener otro tipo de síntomas como mareos, desmayos, latidos acelerados en el pecho, dolores de cabeza o agitación.

¿Cómo podemos hacer frente al estrés postraumático?

Lo primordial en estos casos es pedir ayuda a un profesional, tanto para el paciente como para las familias. Al primero le darán un tratamiento adecuado para sobreponerse a la situación y a las familias se les da unas pautas para tratar con el paciente afectado.

Una de las mejores expertos en el tratamiento del trastorno del estrés postraumático es Patricia Garzón, Licenciada en Psicóloga y con un Máster en Psicología General Sanitaria y otro Máster en EMDR. Puedes contactar con ella pulsando aquí.

Ella ayuda a los pacientes con pensamientos negativos para darles una explicación y convertirlos en acciones y sentimientos positivos. Además de ayudar y abordar problemas psicológicos y entender los sentimientos que conllevan. Igualmente, ayuda con consejos prácticos y útiles para superar este trastorno.

Otro de los tratamientos que efectúa es el enfrentamiento a esos miedos que causan el trastorno. Eso se lleva a cabo con terapia psicológica, donde hacen enfrentarse al paciente con sus recuerdos y miedos traumáticos. Así, puede llegar a controlar sus emociones y dominar sus recuerdos, superando su estrés post-traumático.

¿Cómo solicitar la incapacidad permanente si es necesaria?

Una incapacidad es una alteración de la salud que se padece a lo largo del tiempo y limita a quien la padece para ejercer una profesión.

Para solicitar una incapacidad, ya sea parcial, total, absoluta o una gran invalidez, hay que realizar previamente una valoración del daño corporal. Esto lo lleva a cabo un perito médico especializado en incapacidad, para poder probar ante un tribunal médico esa situación.

Uno de los mejores gabinetes médico legal con mucha experiencia en estos casos es el Grupo Médico Durango, donde puedes realizar la peritación para solicitar incapacidad.

Con el análisis de un perito forense externo se obtiene una demostración de las pretensiones como litigantes. Para, así, poder iniciar el procedimiento legal según el ordenamiento jurídico actual.

En este gabinete estudian cada paso del procedimiento para que llegue a buen puerto, siempre de un modo objetivo y exclusivo para cada cliente y su situación particular. En caso de que el informe médico pericial no pueda probar esa situación personal, ellos se encargan de averiguarlo previamente a través de un estudio de viabilidad. Todo ello con las máximas garantías sobre el cliente.