Dependencia emocional. El lado oscuro del amor. Carlos Casaleiz Psicólogo Málaga

dependencia emocional
blog Carlos Casaleiz Psicólogo Mälaga

Quién nunca ha sentido amor, ese sentimiento tan abrumador como para hacer latir el corazón loco y querer pasar las 24 horas del día con la pareja? Enamorarse tiene estas características: sobre todo al comienzo de una relación, la implicación emocional con el otro es muy fuerte. Además de lo físico, de la atracción sexual y la cercanía. Una experiencia global que, sin embargo, puede volverse disfuncional y provocar dependencia emocional.

Cuando el compañero se convierte en una necesidad absoluta

La dependencia afectiva se cuenta entre las “nuevas adicciones”, al igual que la adicción a Internet, la adicción al sexo, el juego y las compras compulsivas. Tu ser querido se convierte en una verdadera necesidad. El amor romántico ya no se ve como un vínculo entre dos individuos separados, sino que se convierte en una cadena que se une y sofoca.

Un estudio realizado en 2010 por el equipo del psiquiatra Michel Reynaud, publicado en The American Journal of Drug and Alcohol Abuse, mostró que este problema tiene características muy similares a las de una adicción a sustancias. La adicción al amor pasa por las mismas fases: euforia en presencia de la pareja; el deseo incontrolable y la búsqueda constante de su cercanía; síntomas de abstinencia como insomnio, pérdida de apetito o irritabilidad cuando no está presente.

Aficiones abandonadas, vida social inexistente, desempeño laboral cada vez más pobre: ​​el socio se convierte en el centro de la vida cotidiana. Todo lo demás es insignificante y sin importancia. Un comportamiento que ocurre incluso si la relación tiene varios problemas, o si presenta dinámicas violentas.

Caer en dependencia emocional también significa, desafortunadamente, tender a justificar comportamientos peligrosos, perdonar las lesiones sufridas y buscar la relación a pesar de su evidente toxicidad.

Las causas de la dependencia emocional.

El amor es un sentimiento intenso al que todos aspiramos en su esencia más profunda. Pero la dependencia emocional se las arregla para arrastrarse entre los miedos y la baja autoestima.

El miedo a perder a la pareja y el miedo a ser abandonado conduce a un control y una dedicación totales, a menudo dejando espacio para actitudes egoístas y eficaces por parte de aquellos que se encuentran en el centro del mundo. Esto desencadena un círculo vicioso, en el que las deficiencias del otro no se ven como tales, sino como la confirmación de no merecer ese codiciado amor. La culpa continua y una creencia que a menudo tiene sus raíces en el abuso emocional abordado anteriormente, o en una dificultad particular para regular las emociones.

Al contrario de lo que uno podría pensar, la dependencia emocional no es una condición que se soporta inconscientemente, sino que participa activamente en la primera persona. Es precisamente a través de las acciones, las legitimaciones y las actitudes puestas en acción que uno contribuye, día tras día, a construir y mantener la “trampa emocional” de la cual una se siente víctima.

La buena noticia es que, al ser un mecanismo en el que la autodeterminación desempeña un papel fundamental, cada persona ya tiene dentro de sí todo lo que se necesita para desactivar la trampa, a veces solo se necesita un poco de ayuda externa para encontrar la dirección correcta.

Desde la dependencia emocional se puede salir con un camino de psicoterapia, dirigido a curar el sufrimiento, pero también a redescubrir el propio valor y aprender a enfrentar las experiencias que han contribuido a desencadenar el trastorno. En mi consulta de psicología en Málaga ayudo a las personas a superar este problema.

Te amo porque quiero amarte, porque te he elegido y me gusta estar a tu lado; no porque seas indispensable para mi felicidad. 

W.Riso

Carlos Casaleiz

Psicólogo Málaga

Alameda Principal 45