Cómo recuperar la chispa con tu pareja

0
90

Hay muchos factores que pueden generar la pérdida de la chispa en tu relación de pareja. El paso del tiempo, las responsabilidades, el estrés o incluso la llegada de los hijos son algunas de las causas más comunes de esta situación.

Es normal que en cierto punto de tu relación surjan las dudas y termines preguntándote: ¿se nos acabó la chispa?, ¿dónde quedó esa pasión del inicio?, ¿se nos murió el amor?

El caso es que uno de los principales motivos por los que una pareja pierde la chispa es debido a la monotonía y la cotidianidad. Cuando todo se hace previsible, cuando no hay nada que sorprenda y cuando no se sale de la zona de confort, este suele ser uno de los resultados más frecuentes.

De cualquier manera, si tu vínculo se encuentra estancado y sientes que necesitas reavivar la llama, te dejamos algunos consejos muy útiles que puedes poner en práctica para recuperar tu relación y despertar la libido.

Como la primera vez

Una de las mejores formas de recuperar la pasión en tu relación es recordar cómo inició todo. Volver a donde todo era nuevo, donde el coqueteo y la seducción eran los protagonistas puede ser un excelente punto de partida.

Aunque no lo creas, tener una cita con tu pareja puede ser más que suficiente para despertar la libido y despertar esa llama que estaba dormida. Busca un espacio que los saques de la rutina y les invite a disfrutarse el uno al otro tal como la primera vez.

Experimenten en la intimidad

Otro de los puntos a considerar para recuperar la chispa en tu relación es probar cosas nuevas en la cama. No tengas miedo de intentar un role-playing con tu pareja o experimentar con algún juguete sexual para un toque más atrevido y picante.

Existen muchas alternativas que puedes barajar para despertar la libido de ambos. Incluye aceites aromáticos, lubricantes de sabor y por qué no un Lelo Vibrador con el que ambos puedan experimentar un viaje de placer.

Hablen de lo que les excita

Para poder disfrutar de una vida sexual a plenitud con tu pareja, es importante que ambos sepan lo que les excita y lo que no de manera individual. Sí, entendemos que puede ser incómodo y hasta cierto punto vergonzoso, pero esto forma parte de la magia.

Deja de lado los tabúes, la vergüenza y el miedo. Confía en tu pareja, conversen sobre lo que les gusta, sus fantasías y sus deseos, de esa manera podrán complacerse como quieren y merecen.

Sugerir en lugar de reprochar

Cambia los reproches por sugerencias. Si a tu pareja no le apetece tener intimidad, no le culpes o te quejes por ello. Toma la iniciativa y motívale con estímulos apetecibles, encuentra el momento indicado y notarás la diferencia.

En cualquier relación los conflictos enfrían cualquier intención sexual, apaga la llama, «mata la pasión» y crea distancia entre ambos.

Un beso apasionado puede ser suficiente

Hagamos un pequeño ejercicio: ¿recuerdas cuándo fue el último beso apasionado con tu pareja? Es muy común que con el paso del tiempo nos estancamos en los besos cariñosos y dejamos en segundo plano aquellos con mayor intensidad.

A veces, solo necesitas de un buen beso apasionado, picante y lleno de deseo para recuperar la chispa en tu relación. No tengas miedo de sorprender a tu pareja con un largo y atrevido beso cuando menos se lo espere.

Esperamos que con estos consejos puedas volver a encender la llama en tu relación y despertar la libido que estaba dormida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí