Cinco tips para sacar el máximo partido a tu próxima cita en un yate, según Seeking.com

0
159

El verano hierve y las webs de citas se convierten en la herramienta favorita para conocer a gente nueva en los destinos de vacaciones. En el caso de Seeking.com, vivir experiencias únicas este verano también es posible, y eso puede significar tener una primera cita
en un yate.

Con la ayuda y testimonios, Seeking ha elaborado una guía práctica para estar preparado este verano en el caso de que una cita improvisada de vacaciones en Marbella acabe convirtiéndose en un paseo en yate.

1. Velas fuera, uñas fuera.
Los dedos de los pies estarán a la vista, así que es esencial asegurarse de que no haya ningún hongo benigno por ahí. Lo mejor es optar por una buena manicura y por unas sandalias de punta abierta que puedan quitarse fácilmente al salir a cubierta.

2. La seguridad es lo primero.

Los chalecos salvavidas no son sólo un accesorio decorativo. Es esencial seguir las instrucciones de la tripulación sobre cómo mantenerse a salvo y llevar crema de sol resistente al agua, así como ponérsela antes y después de entrar en el agua. Además, hay que tener cuidado con las salpicaduras del mar en la proa del yate; un descuido puede hacer que la cita acabe en el agua.

3. Vestir para la ocasión.
En los yates, es importante vestirse bien. Aunque es fácil ponerse un bañador o bikini, lo más probable es tener que pasar de la ropa de día a la de noche para la cena. Es esencial contar con una prenda de abrigo que pueda servir como prenda de noche elegante, así como una muda de ropa para el regreso a la costa.

4. ¿Dónde está el champán?

No es recomendable beber demasiado. Aunque las puestas de sol en un yate son probablemente una de las mejores experiencias en el mundo, es mejor pecar de precavido a la hora de decidir si se abre o no la siguiente botella de Dom. La deshidratación causada por el sol y el agua del mar puede jugar una mala pasada, así que mejor cambiar al agua después de haber bebido unas cuantas copas.

5. ¡Al agua patos!
Estar en un yate de lujo no significa quedarse pegado a la cubierta todo el día. La diversión está en el agua, así que ponte un neopreno y sube a esa moto acuática. Eso sí, ¡asegúrate de ajustarte el chaleco salvavidas y consulta el consejo número cuatro!

Sigue nuestras Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí