Con una fuerte tormenta que se dejaba sentir desde las 7 de la mañana, Málaga se despertó