Activo el aviso naranja por lluvias en las comarcas de Sol y Guadalhorce en Málaga

Registradas quince incidencias por balsas de agua y anegaciones puntuales a causa de las lluvias caídas en la capital

0

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado el aviso naranja por lluvias en la provincia de Málaga (en las comarcas de Sol y Guadalhorce) y mantiene el amarillo para Huelva, Sevilla y Cádiz, según informa el servicio Emergencias 112 Andalucía, adscrito a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía.

El Teléfono 112 Andalucía ha atendido, entre las siete y las ocho de la mañana, algunos incidentes (en torno a una quincena) a causa de las fuertes lluvias registradas en Málaga capital que han provocado balsas de agua en el viario público, vehículos atascados y calles anegadas, sin que se hayan producido daños personales en ningún caso.

Según datos de la Aemet, en la zona de Sol y Guadalhorce se esperan lluvias fuertes con precipitaciones acumuladas de 30 litros en una hora, por lo que se prevé que el aviso naranja esté vigente durante todo el día de hoy jueves. La Aemet también ha fijado el aviso amarillo por tormentas para ambas comarcas malagueñas así como para la zona del Estrecho y litoral gaditano.

También ha declarado el nivel amarillo por lluvias en Sevilla (en la Campiña hasta las 18.00 horas), en Huelva (litoral, Andévalo y Condado) y en Cádiz (en el litoral y El Estrecho, hasta la medianoche).

Consejos de Autoprotección

En estos casos, Emergencias Andalucía recomienda retirar del exterior de las casas aquellos muebles y objetos que puedan ser llevados por el agua para evitar accidentes. También se aconseja no estacionar vehículos ni acampar en cauces secos, ni a la orilla de los ríos, para evitar así ser sorprendidos por una súbita crecida de agua o riada.

Los automovilistas deben extremar la precaución y respetar, como en cualquier otro momento, las normas de circulación e indicaciones de los paneles informativos de la Dirección General de Tráfico, así como no cruzar nunca en coche por lugares inundados. Si se encontraran con una pequeña balsa de agua, se debe atravesar con velocidad corta y avanzando muy despacio para que el agua no salpique el motor y poder pararlo. Después, es recomendable comprobar el buen funcionamiento de los frenos.

No se debe, aunque se conozca perfectamente su trazado, avanzar con el vehículo por una carretera inundada o cruzar un puente o paso subterráneo con agua. La fuerza de la corriente podría arrastrarlo; además, se debe evitar viajar de noche, dado que es en estas horas los peligros son más difíciles de detectar.

En caso de tormentas, se aconsejable cerrar puertas y ventanas para evitar las corrientes de aire en casas y viviendas, pues éstas atraen los rayos. En la calle, se debe tener en cuenta que el abrigo de los edificios protege del riesgo de descargas. No se debe nunca buscar, sin embargo, el cobijo debajo de árboles, sobre todo, si están solitarios, ni tampoco en colinas, cimas de los montes o árboles altos, y sí buscar zonas bajas. También deben evitarse pequeños edificios, graneros y cobertizos; tiendas de campaña y automóviles descapotables