Mujica y Alberto Fernández ofrecen charlas sobre cultura y política en universidad argentina

0

El expresidente uruguayo José Mujica y el recién electo mandatario argentino, Alberto Fernández, ofrecieron hoy charlas sobre cultura, política y capitalismo tardío, a los jóvenes de la universidad Tres de Febrero en Argentina.

Con esa mirada y pensamientos tan propios, Mujica llamó a las nuevas
generaciones a no sucumbir a los cantos del mercado porque “van a tener el éxito que garantiza el mercado, y serán un eminente comprador, pero
difícilmente un ser humano feliz”.

Asimismo, los exhortó a luchar por un mundo mejor, a tener utopías porque,
subrayó, es posible hacer una Argentina mejor, una América Latina mejor, un
mundo un poco mejor, pero no solo es posible “es imprescindible y
necesario”.

En sus varios mensajes a los estudiantes de esa casa de altos estudios, el
exmandatario uruguayo señaló cómo se contradice la lógica de ser ecologista y cuidar la naturaleza con la de una civilización basada en el despilfarro.

Insistió en la solidaridad con las generaciones que vienen y no destruir
los límites que tiene nuestra tierra, sobre todo en preocuparse por la
felicidad humana.

Tras destacar que tiene esperanzas en la Argentina que viene, con su humor
característico subrayó que a él le dieron fama “del presidente pobre, pero
pobre es el que precisa mucho, el que está atravesado y a cada fin de mes
nunca le alcanza lo que tiene porque tiene una ambición de cosas nuevas”,
sostuvo.

Como ha manifestado en cada encuentro que tiene con jóvenes, Mujica reiteró
a los presentes que estudiar en una universidad es un “privilegio sin
olvidarse de que uno está en deuda social con los millones que están en el
fondo del tarro”.

“Espero que de acá salgan, aunque sea un puñado que mantenga su cultura a
lo largo de los años, traten de mitigar la trampa de la muerte intentando
sembrarse en las conciencias de los que van a venir, de lo contrario
viviremos solo por el hecho de haber nacido, sujetos a la religión del
mercado”, resaltó entre aplausos.

Por su parte, el recién electo mandatario de los argentinos se refirió al
modelo económico del capitalismo que siempre necesita un sujeto que se llama consumidor.

El problema es que ese sistema, a la par de la humanidad, fue moldeándose a
un tiempo distinto que no es solo un sistema por el cual se satisfacen
necesidades, sino que genera necesidad de consumo allí donde no existe,
consideró.

Por otro lado, apuntó que hoy todos somos hijos del posmodernismo, una
suerte de tiempo -dijo- en el cual lo que impera es el individualismo, la
meritocracia parece ser la regla, donde la enfermedad central tiene que ver
con la estética, y eso es porque nuestros chicos y chicas tuvieron un modelo de mujer que se llamaba barbie.

Nos inyectan subliminalmente un montón de datos que ni sabemos y todas las
sociedades tienen un momento de reacción, agregó en otro tramo de su charla
en un abarrotado auditorio desde donde pidió salir de la lógica del
individualismo y la meritocracia para recuperar “la ética de la
solidaridad”.

“Lo importante es cómo nos recuerdan, el éxito no es juntar dinero sino ser
querido por los otros”. El éxito es que nos vayamos de este mundo y digan
“este fue un tipo que se ocupó de los otros, eso nos hace ricos”, destacó
Fernández.

(Con información de Prensa Latina)