Una ‘startup’ malagueña crea una app para promover un “uso seguro” del móvil por parte de menores

0

Una ‘startup’ malagueña ha desarrollado ‘SecureKids’, una aplicación que permite a los padres “gestionar y controlar de forma remota un uso correcto y seguro de los móviles por parte de sus hijos”.

De esta manera, según se detalla en un comunicado sobre esta iniciativa, la app de ‘SecureKids’ permite a los padres limitar aplicaciones, controlar el acceso a páginas web, bloquear llamadas, o incluso conocer la localización del dispositivo “en cualquier momento”.

Esta aplicación, disponible para Android, cuenta actualmente con 70.000 usuarios en todo el mundo.

Un estudio desarrollado por ‘SecureKids’ revela que “las mayores preocupaciones de las familias son conocer dónde están sus hijos y la adicción a las nuevas tecnologías”. Lo más utilizado por los padres son los filtros para limitar el acceso a páginas de un contenido determinado, y el bloqueo de aplicaciones que consideran inadecuadas o que pueden provocar cierta adicción.

“Nuestro sistema no sólo protege al menor cuando navega por Internet con opciones de filtros y bloqueos, también promueve que se haga un uso correcto de la tecnología con la función de descanso, para que el menor no pueda utilizar el dispositivo durante una franja de tiempo y, así, no inducir a una posible adicción”, según ha dicho Daniel Otalecu, uno de los fundadores de ‘SecureKids’ y que atravesó una “complicada etapa de adicción a la tecnología” siendo adolescente.

La función de descansos en la app de ‘SecureKids’ es “una de las más valoradas y utilizadas entre los usuarios, ya que permite limitar el tiempo de uso del dispositivo, sobre todo en horas de descanso, de estudio o los fines de semana”.

Las principales restricciones que realizan los padres son, según ‘SecureKids’, el acceso a servidores de correo, el uso de navegadores para evitar búsquedas en la red, y de Youtube. En cuanto a redes sociales, las apps que se suelen limitar son Facebook, Skype, Instagram y Whatsapp.

Los videojuegos también son de los contenidos más controlados por las familias por su alto nivel de adicción. De hecho, La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha incluido de forma reciente en su Clasificación Internacional de las Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados la adicción a los videojuegos como un trastorno de salud, ya que un abuso de los juegos virtuales causa ansiedad y malestar psíquico.

Además, también se utilizan filtros de contenido como el bloqueo de pornografía (31,5%), drogas (29,4%) y violencia (16,1%).