Miedo a la mente

0

El científico francés Blaise Pascal decía – ya en el siglo XVII-
que toda la infelicidad del ser humano, deriva de una misma
fuente: no ser capaz de estar sentado tranquilamente, a
solas y en silencio, en una habitación.
Esta hipótesis, tiene hoy en día aún más vigencia, ya que
la mayoría de las personas, llenan sus agendas hasta los
topes.Donde termina el trabajo,empiezan las actividades
de ocio, y el resto del tiempo, se cubre con uno de los
narcóticos más eficaces que existen:la televisión. Lo que
busca esta hiperactividad sensorial, es mantener ocupada
la mente a cualquier precio porque, como decía Pascal,nos
inquieta encontrarnos a solas con nosotros mismos.
Cuando dejamos de bombardearla con estímulos,la mente
es un espejo que nos devuelve nuestra verdadera imagen,
y es posible que no deseemos enfrentarnos a nuestros propios
fracasos y miedos. Además de esa reticencia a mirarnos
en el espejo interior,hay oto motivo por el que vivimos
sumidos en la agitación. Las dolencias físicas, suelen
aparecer cuando se vive bajo presión, y desaparece cuando
se goza de calma y tiempo libre. En el budismo se dice,
que la mente es un diamante que espera ser pulido.