Vuelta a los recortes en la producción de petróleo

0

 

Tras imponerse las sanciones a Irán, el 5 de noviembre, había bastante preocupación en el mundo ante un posible desabastecimiento de petróleo, pero la realidad ha sido justo la contraria, el mercado se encuentra sobreabastecido, por lo que los países de la OPEP y aliados vuelven a imponer recortes que reducirán la oferta mundial en 1,2 millones de barriles de petróleo al día.

El principal efecto de esta sobreabundancia de petróleo ha sido el desplome del precio del barril de Brent, que se ha precipitado desde los 86$ en octubre hasta los 50$ de finales de diciembre. Las razones de esta caída de los precios están en el aumento de producción por parte de los países del acuerdo de Viena, alcanzando algunos de ellos niveles récord (Arabia Saudí, Rusia, Emiratos Árabes Unidos); la exención, por Estados Unidos, de sanciones a determinados países o regiones para poder seguir importando petróleo de Irán (China, Corea del Sur, Grecia, India, Italia, Japón, Taiwán y Turquía), lo que ha evitado una mayor reducción de la producción de este país; y una posible desaceleración económica para el presente año 2019.

En efecto, la producción mundial estimada para el mes de noviembre por la Agencia Internacional de la Energía se sitúa en los 101,08 millones de barriles al día (mb/d), después de un máximo situado en octubre de 101,43 mb/d. En tan sólo tres meses, la producción mundial ha aumentado en 2,33 mb/d, pasando de 98,7 mb/d en mayo a 101,03 mb/d en agosto. Desde agosto se ha mantenido estable en torno a los 101 mb/d pero, a todas luces, tal nivel de producción supera ampliamente la demanda, situada por la Agencia Internacional de la Energía en 100,2 mb/d para el cuarto trimestre del año 2018.

Producción mundial de petróleo en millones de barriles al día. Fuente: Agencia Internacional de la Energía.

Con respecto a la producción de Estados Unidos, la Administración para la Información de la Energía sólo arroja datos hasta octubre, momento en el que el barril de petróleo se encontraba más caro, por lo que el gráfico hasta este momento representa sólo aumentos continuados, batiendo registros de producción en cada mes transcurrido.

Fuente: Administración para la Información de la Energía (EU).

Los datos ofrecidos por esta Administración también señalan una producción en crecimiento imparable para la Cuenca Pérmica, el mayor campo petrolífero de Estados Unidos; crecimiento que, extrañamente, no se detendría ni en el presente mes de enero, según sus propias estimaciones. Pero cabría considerar que el precio del barril ha descendido bastante, que la producción en esta región siempre se reduce en invierno debido a las condiciones climatológicas, y que sobre el mes de noviembre se habría alcanzado la capacidad de transporte de los oleoductos instalados (3,6 mb/d).

Producción de petróleo ligero (fracking) de la Cuenca Pérmica (barriles/día). En rojo se muestra la producción estimada. Fuente: Administración para la Información de la Energía.

Aunque había bastante preocupación por el problema de la saturación de los oleoductos parece estar resolviéndose de una forma un tanto improvisada con nuevos oleoductos, la conversión de gasoductos para el transporte de petróleo y la utilización de agentes reductores de arrastre que permiten un mayor flujo. Este problema no sólo  afecta a la Cuenca Pérmica sino que, también, la región de Bakken, otra de las principales regiones productoras por fracking de Estados Unidos, también se enfrenta a la misma situación, aunque está siendo resuelta mediante el transporte por ferrocarril.

En cuanto a los otros productores de petróleo, los países del acuerdo de Viena también han alcanzado una producción récord desde que abandonaran los recortes, con 45,69 mb/d. En los 7 meses transcurridos, desde que se rompiera el acuerdo en abril, los aumentos en la producción han alcanzado los 2,39 mb/d, mientras que las pérdidas, sin contar Irán, ascienden a 410.000 b/d, haciendo un balance neto positivo de 1,98 mb/d.

Producción conjunta de los países del acuerdo de Viena (mb/d). Línea roja: nivel recortado. Línea verde: nivel inicial de referencia. Fuente: Agencia Internacional de la Energía.

Todo este periodo de eliminación de los recortes ha permitido conocer las capacidades de producción de cada país del acuerdo, de modo que sólo 5 países cumplen con el objetivo de aumentar la producción por encima del nivel inicial de referencia (Rusia, Arabia Saudí, Iraq, Emiratos Árabes Unidos y Kazajistán), otros 5 tienen una producción menguante por debajo del nivel recortado (Venezuela, Angola, México, Catar y Guinea Ecuatorial), mientras que el resto (11 países) han podido aumentar su producción pero no son capaces de mantenerla por encima del nivel inicial de referencia.

Balance de producción (mb/d) de los países de la OPEP+10 tras eliminar los recortes. Fuente: Agencia Internacional de la Energía.
Izquierda: países del acuerdo con producción creciente. Derecha: países del acuerdo con producción decreciente. En ambos casos, la línea roja indica el nivel recortado y la línea verde el nivel inicial de referencia. Datos en millones de barriles al día (mb/d). Fuente: Agencia Internacional de la Energía.

Como datos positivos, destaca la producción récord en noviembre de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos con 11,06 mb/d y 3,33 mb/d, respectivamente, y la producción récord de Rusia en octubre con 11,8 mb/d.

Por otro lado, la producción de Irán ha descendido desde junio en 820.000 b/d, siendo la producción en el mes de noviembre de 3,01 mb/d, casi al mismo nivel que en 2015, cuando se aplicaron las anteriores sanciones.

Producción de petróleo crudo de Irán en millones de barriles al día (mb/d). Fuente: Agencia Internacional de la Energía.

La producción de Venezuela parece estar conteniendo sus pérdidas mensuales a menos de 10.000 b/d, y Angola ha frenado, al menos momentáneamente, el declive de sus campos maduros con la puesta en funcionamiento del proyecto Kaombo, de aguas ultraprofundas.

Otra de las grandes sorpresas en estos meses sin recortes ha estado en la producción de Kuwait y Omán. Ambos países han sido de los pocos que en los últimos años han podido elevar su producción de forma progresivamente creciente pero, tras eliminar los recortes, no han sido capaces de elevar su producción por encima del nivel inicial de referencia.

Producción de petróleo crudo de Kuwait (mb/d). Línea roja: nivel recortado. Línea verde: nivel incial de referencia. Fuente: Agencia Internacional de la Energía.
Producción de petróleo crudo de Omán (mb/d). Línea roja: nivel recortado. Línea verde: nivel incial de referencia. Fuente: Agencia Internacional de la Energía.

Así que, una vez analizado el balance de producción de petróleo, se puede concluir que los temores a un desabastecimiento por las sanciones de Irán han provocado el efecto contrario, una sobreabundancia de petróleo, con la consiguiente caída del precio del barril en más 30$ y en menos de 3 meses.

Precio del barril de Brent ($). Fuente: https://cincodias.elpais.com/

Por este motivo los países de la OPEP+ han acordado recortar su producción en 1,2 mb/d a partir de este mes de enero, teniendo como referencia la producción de octubre de 2018 (con la excepción de Kuwait cuya referencia estará en la producción de septiembre al haberse disminuido en octubre por razones climatológicas), aunque las cuotas para cada país aún no se han hecho públicas. Están exentos de recorte Venezuela e Irán, por las sanciones a las que están sometidos, y Libia por su inestabilidad política. También Catar que ha decidido salir de la OPEP a partir de enero.

La noticia de la salida de Catar de la OPEP ha sorprendido al mundo puesto que es miembro desde 1961, y es el primer país de Medio Oriente en abandonar el grupo. Las razones oficiales indican que se va a centrar en la producción de gas, puesto que es el mayor exportador del mundo de este producto, con el 26% de los envíos totales mundiales. Sin embargo, su salida sucede en un contexto de producción de petróleo decreciente desde 2008, un embargo impuesto por Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto, y una organización en la que Arabia Saudí toma decisiones unilaterales junto con Rusia.

Producción anual de petróleo crudo de Catar (mb/d). Fuente: Agencia Internacional de la Energía.

Con una producción mundial en torno a 101 mb/d, una reducción de 1,2 mb/d no parece suficiente cuando la Agencia Internacional de la Energía estima la demanda para el primer trimestre del 2019 en 99,2 mb/d. Aunque a este recorte habría que añadir otras reducciones: como un recorte de la producción de Canadá en 325.000 b/d, durante al menos 3 meses y a partir de enero, para apuntalar los precios (por razones de rentabilidad económica y saturación de oleoductos); el conflicto civil en Libia que ha tomado su principal campo petrolífero, Sharara, perdiéndose al menos 315.000 b/d; y la reducción de la producción por fracking de Estados Unidos como normalmente sucede en cada invierno. También dependerá de cómo se apliquen los recortes, puesto que Rusia ya adelantó que lo hará de una forma progresiva.

En cualquier caso, para el segundo trimestre la demanda estimada se prevé que aumente a 100,4 mb/d aunque, también, en abril se revisarán las exenciones otorgadas por Estados Unidos a las sanciones a Irán, que podrían endurecerse. Quizá por eso los recortes aplicados por la OPEP+ sólo alcanzan 6 meses, y serán revisados también en el mes de abril.

Más información:

Oil Market Report, 13 de diciembre de 2018