Consecuencias psicológicas del maltrato infantil

El maltrato infantil es un problema que afecta a nivel mundial y tiene graves consecuencias psicológicas que pueden perdurar durante toda la vida de la persona.

1
psicologos malaga

Consecuencias psicológicas del maltrato infantil

Según datos extraídos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 2016 una cuarta parte de los adultos manifiestan haber sufrido malos tratos físicos de niños y 1 de cada 5 mujeres y 1 de cada 13 hombres manifiestan haber sufrido abusos sexuales durante la infancia.

Otros niños sufren maltrato psicológico y son víctimas de desatención. ¿Cuáles son las consecuencias psicológicas de haber sufrido malos tratos? ¿Cómo podemos detectarlo?

Según el estudio publicado por la OMS, los casos de homicidio se encuentran entre las cinco causas más frecuentes de mortalidad entre los adolescentes. Cada año mueren por homicidio 41.000 menores. Sin embargo, hay muchas otras muertes que son debidas al maltrato infantil y están camufladas por atribución a caídas, quemaduras, ahogamientos, etc.

La Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas de 1989 define el maltrato infantil como toda forma de violencia, abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos que ocurren cuando el niño se encuentra con sus padres o cualquier persona que tenga a su cargo.

Los psicólogos expertos en Málaga afirman que cuando un niño se encuentra en un ambiente donde recibe maltrato puede presentar algunos síntomas que pueden indicar que algo está ocurriendo. Entre estos; hipervigilancia, irritabilidad, llanto, malestar físico (dolor de estómago, cabeza, náuseas), sentimiento de vergüenza, dificultades para dormir, ataques de pánico, desconcentración, problemas para relacionarse, inseguridad…

psicologos malagaEn la sociedad actual se encuentran muchas personas con ansiedad, depresión, dificultades en las relaciones interpersonales y otros trastornos de la personalidad que son consecuencia de haber sufrido algún tipo de maltrato infantil. Según los psicólogos especialistas, las secuelas psicológicas van a depender de diferentes factores; la edad del niño y la madurez en su desarrollo en el momento que ocurrió, el tipo de maltrato sufrido (físico, psicológico, abuso sexual,…), la relación entre la víctima y el agresor, la frecuencia y severidad del maltrato, etc.

La psicóloga jurídica Marta Garrido del gabinete de Psicologos Malaga Psicoabreu advierte de la importancia de detectar el maltrato infantil tempranamente, ya que de esta forma se evitará el desarrollo de problemas psicológicos futuros. En muchos casos no es fácil descubrir que esto ocurre debido a que no aparecen señales físicas del maltrato o abuso infantil. Sin embargo, ante la posibilidad de que haya ocurrido buscar ayuda profesional es crucial para la salud mental del menor.

Así, cuando en un caso de malos tratos a menores no aparecen suficientes pruebas, los jueces pueden ver conveniente solicitar que el niño sea valorado por un psicólogo forense para determinar la credibilidad de testimonio y las posibles secuelas psicológicas. De esta forma se impide que continúe el maltrato y la aparición de problemas psicológicos futuros.