Guía para una mudanza internacional exitosa

0
101

Llevar a cabo una mudanza de forma exitosa no suele ser una tarea fácil, sobre todo cuando se trata de un traslado de residencia a nivel europeo, y más aún si no es una mudanza voluntaria, sino que, por ejemplo, se realiza “obligado” por motivos de trabajo.

Se trata de un cambio de gran envergadura y repercusión. Es cierto que las ganas y las expectativas de empezar una nueva vida pueden amenizar y hacer más llevadero este proceso, pero una mudanza puede llegar a convertirse en una situación altamente estresante si no tomamos las medidas adecuadas.

En una mudanza las dudas y los miedos por el cambio van de la mano no sólo de la melancolía por dejar atrás nuestro hogar, sino también del cansancio y del estrés que supone planificar, organizar y realizar el traslado; empaquetar todas nuestras pertenencias, deshaciéndonos de las cosas que ya no necesitamos; llegar al nuevo destino europeo; y desembalar y volver colocar todo en la que será nuestra nueva casa.

Una mudanza es mucho más que una serie de cajas y de muebles apilados listos para ser transportados a un nuevo domicilio. Al fin y al cabo, mudarse implica abandonar nuestra zona de confort y dejar atrás las vivencias y los recuerdos de nuestro antiguo hogar, y todo ello sin desatender nuestro ritmo de vida diario.

Por esta razón, conviene tener claras cuáles son las principales claves para llevar a cabo mudanzas internacionales desde Málaga con éxito, sin dificultades y al mejor precio, gracias a los servicios de empresas especializadas y con amplia experiencia en este sector.

 

Claves para el éxito de una mudanza

 

Para evitar o al menos sobrellevar el estrés que puede llegar a suponer una mudanza internacional, el primer paso es, sin duda, adoptar una actitud receptiva al cambio de vida que esta implica; al igual que entender la mudanza como un proceso que tiene fin. Una buena disposición al respecto nos ayudará a no caer en una espiral de agobio y cajas.

Junto a ello, resulta fundamental planificar previamente la mudanza y hacerlo con suficiente tiempo de antelación. De hecho, cuando estemos inmersos en la mudanza, veremos que la organización previa es clave para contar con una mayor tranquilidad durante el proceso y reaccionar mejor y más rápidamente ante posibles contratiempos.

 

Igualmente, con el objetivo de facilitarnos las tareas y lidiar mejor con potenciales problemas, resulta muy útil y conveniente contratar los servicios de una empresa de mudanzas especializada. Estas empresas nos ofrecerán transportes con plenas garantías y en el menor tiempo posible, encargándose del grueso del trabajo para que nosotros no tengamos que preocuparnos más de la cuenta.

Para ello, la mejor opción es buscar empresas especializadas en servicios de mudanza que ofrezcan un trato personalizado y de calidad, y que se adapten a nuestras necesidades y a las particularidades de la mudanza en cuestión, sobre todo cuando se trata de mudanzas internacionales.

 

Empresas especializadas y con experiencia

 

No todas las empresas ofrecen los mismos servicios ni calidades para realizar mudanzas internacionales desde Málaga, por lo que siempre es más oportuno contratar con aquellas empresas que valoren de forma previa nuestro caso, nos ofrezcan las mejores condiciones para el traslado y nos mantengan informados durante todo el proceso de mudanza.

Además, cuando se trata de una mudanza internacional a nivel europeo, las dificultades tienden a incrementarse. Así pues, contar con una empresa que nos ofrezca un servicio de calidad y que pueda ocuparse de dichas dificultades, acabará siendo esencial para el éxito de la mudanza.

Indudablemente, debemos decantarnos por aquellas empresas que nos garanticen que nuestra mudanza llega a término con éxito, trasladando nuestras pertenencias al nuevo destino de forma profesional, cumpliendo con todos los estándares y con absoluta seguridad.

En este sentido, las empresas que cuentan con un amplio capital humano especializado y con dilatada experiencia se convierten en la mejor opción para mudanzas de dicha magnitud; principalmente a la hora de evitar contratiempos o mayores costes por falta de previsión.

Otro punto a tener en cuenta a la hora de elegir la empresa de mudanzas que más nos convenga, es el asesoramiento personalizado y técnico que esta pueda ofrecernos. Disponer de un asesor que nos acompañe durante todo el proceso de planificación y logístico supondrá una gran ventaja para la organización de la mudanza, así como un plus de tranquilidad.

Estos asesores, que acaban marcando la diferencia entre una y otra compañía de mudanzas, estudiarán y analizarán las condiciones y requisitos de nuestro traslado y de los bienes que deseamos transportar. De esta forma, y a través de un trato totalmente personalizado, lograrán ofrecernos los servicios y el presupuesto que mejor se adapten a nuestras preferencias y necesidades.

De la misma forma, al tratarse de mudanzas a nivel europeo, debemos asegurarnos de que la empresa que contratamos para el traslado y su equipo de profesionales conocen de primera mano las singularidades y los procedimientos de los transportes en la Unión Europea; y de que realizan rutas de transporte frecuentes desde Málaga a ciudades europeas como París, Lisboa, Londres, Roma, Ámsterdam o Berlín, entre otras.

 

La experiencia de estas empresas en mudanzas internacionales repercutirá en nuestra tranquilidad y en el éxito del traslado, pues ellos se encargarán de dirigir, coordinar todo el proceso a nivel operativo, comercial y administrativo; además de gestionar todos los trámites y solicitar los documentos requeridos, en particular ante las aduanas.

 

Confianza y cuidado

 

En una mudanza, más si cabe cuando es internacional, uno de los mayores miedos es el daño o la pérdida de nuestras pertenencias, mobiliario o electrodomésticos durante el transporte. Para una mudanza segura es fundamental haber contratado con profesionales realmente cualificados que nos ofrezcan dedicación y confianza.

Las empresas de calidad brindan plenas garantías en el cumplimiento de la mudanza internacional y en que esta llegue a buen término sin complicaciones. Garantizar la seguridad de la mudanza puede realizarse de diversas formas, pero principalmente debemos contar con que la compañía contratada se encargue de que los muebles, objetos y artículos que se transportan lleguen a su nuevo destino en perfectas condiciones y sin ningún deterioro.

Para que nuestras pertenencias lleguen intactas, es indispensable que la empresa realice un embalaje profesional, al mismo tiempo que manipule de forma cuidadosa los enseres durante todo el proceso logístico, desde la recogida y carga, pasando por el transporte y hasta la descarga en el nuevo domicilio.

A su vez, las empresas verdaderamente especializadas cuentan con equipos de personal cualificado que se responsabilizan durante todo el traslado del buen estado de nuestras pertenencias. La carga en las furgonetas y los camiones la realizan operarios profesionales, aprovechando al máximo el espacio de almacenamiento y distribuyendo los enseres de la manera más adecuada al tipo, tamaño y características de los mismos, para así evitar cualquier daño o percance.

Si bien, aunque contemos con la profesionalidad de la empresa de mudanzas, siempre hay una pequeña posibilidad de que se produzca algún deterioro fortuito. Por ello, es aconsejable contratar un seguro que cubra estos daños imprevistos y la totalidad del importe de los objetos que se transporten, o al menos el de los más frágiles o delicados. De hecho, a menudo estos seguros son ofertados por las propias compañías de mudanzas para cubrir estas eventualidades o cualquier otro tipo de accidente.

 

Un servicio rápido y a tiempo

 

Cuando organizamos una mudanza, una de nuestras principales expectativas es que esta se lleve a cabo en el menor tiempo posible y que nuestras pertenencias lleguen al nuevo destino en la fecha convenida sin contratiempos. De hecho, tenemos claro que una mudanza internacional que se demora en el tiempo causa un sinfín de inconvenientes y molestias que aumentan en gran medida nuestro estrés y agobio y que ensombrecen la nueva vida que empezamos.

 

En este sentido, la rapidez en el traslado por parte de las compañías de mudanzas es una de las cualidades del servicio más demandadas por los clientes. Si bien, no todas estas empresas proporcionan un transporte rápido de los enseres al nuevo destino sin escatimar en garantías y seguridad. La rapidez del traslado casi siempre va ligada al éxito de la mudanza, por lo que nos conviene contratar los servicios de una empresa que efectúe transportes internacionales de forma rápida pero también segura.

Para ello, los asesores técnicos de nuestra mudanza deberán estudiar la distancia, las fechas del viaje, las diferentes rutas posibles y los demás factores que puedan incidir en los tiempos y en la velocidad del transporte, incluidas las condiciones climáticas y siempre teniendo en cuenta las ciudades de salida y de destino. A su vez, para aquellas ocasiones en que necesitemos servicios de urgencia, hay empresas que ofertan traslados prioritarios en los que se reducen aún más los tiempos, con costes que siguen siendo razonables.

 

Precio de una mudanza internacional

 

Otro de los factores a tener en cuenta a la hora de realizar una mudanza internacional desde Málaga es el precio. Tanto es así, que cuando organicemos nuestro traslado y el de nuestro hogar a otro país europeo, querremos que este se lleve a cabo de forma rápida y con plenas garantías, pero tampoco a un coste demasiado elevado; y si es posible con un presupuesto a medida.

En una mudanza local, o incluso a nivel nacional, sería posible contar con la ayuda de familiares y amigos para hacer el trasporte de forma más económica; o si disponemos de algún tipo furgoneta, llegando a prescindir de los servicios de una compañía especializada. Pero esta posibilidad no cabe en las mudanzas a nivel europeo, donde las distancias y los riesgos son mayores; y mucho menos si tenemos que transportar un gran número de objetos y mobiliario.

Por lo tanto, resulta muy ventajoso encargar la mudanza internacional a empresas que brinden la mejor calidad, pero que trabajen con márgenes de precios ajustados que permitan satisfacer nuestras expectativas en cuanto a los costes, y que, a su vez, ofrezcan la posibilidad de elaborar previamente un presupuesto optimizado, gratuito y sin compromiso.

En una mudanza internacional a nivel europeo, los costes son siempre más elevados de lo que serían para un traslado local o nacional; pero dependen en todo caso de la cantidad y el tipo de pertenencias que hay que transportar, así como de su peso y volumen, y al igual que de la distancia y los tipo de servicios, adicionales o no, que se requieran para la mudanza.

Los precios también variarán en función de la compañía cuyos servicios contratemos, pero de media los precios de una mudanza internacional suelen alcanzar los 2.500 euros para el caso de una vivienda de una sola habitación; o situarse entre los 6.000 y los 12.000 euros cuando se trate del traslado de una vivienda completa, dependiendo de su envergadura.

 

Asimismo, el coste final también dependerá del número de furgonetas o camiones que deban utilizarse para el transporte o el número de operarios que deban intervenir. Por su parte, los servicios adicionales, como el de grúa o el de embalaje, implicarían también un suplemento en el precio. Así pues, conviene comparar las diferentes empresas de mudanzas y elegir aquella que ofrezca las mayores calidades al menor de los costes.

En definitiva, para conseguir la mejor relación calidad-precio en nuestra mudanza internacional desde Málaga y afrontarla con éxito, será clave seguir los pasos comentados, logrando así que este proceso sea mucho más llevadero. Adoptar una buena actitud y disposición frente al cambio y a la nueva vida en el lugar de destino, así como planificar con tiempo y organizar todos los pormenores de la mudanza nos facilitará enormemente el trabajo y reducirá el estrés propio de estas situaciones.

Esto, unido al apoyo de una empresa especializada que se encargue de dirigir y coordinar toda la mudanza, realizar los trámites pertinentes y transportar nuestras pertenencias y mobiliario de forma rápida y segura a cualquier punto de Europa; hará que no tengamos que preocuparnos en exceso y que podamos incluso disfrutar de la mudanza y de nuestra nueva vida.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí