- Publicidad -
Inicio Portada Amnistía acusa a farmacéuticas y países ricos del «fracaso catastrófico» en el...

Amnistía acusa a farmacéuticas y países ricos del «fracaso catastrófico» en el reparto de vacunas

0
Habrá una segunda fase de reparto en el segundo semestre de 2021 en todos los países del programa Covax.

Sólo el 7% de la población ha recibido una dosis en los países pobres

Amnistía Internacional denunció este viernes “el fracaso catastrófico” de los países ricos y las empresas farmacéuticas al no garantizar el acceso equitativo a las vacunas contra la covid-19 y dejar a miles de millones de personas sin los medicamentos que pueden salvar su vida.

“Pese a los reiterados llamamientos de Amnistía Internacional y otras entidades como la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que, como mínimo, el 40% de la población de los países de ingresos bajos y medianos bajos estuviera vacunada antes de que finalizara 2021, las naciones ricas y las empresas farmacéuticas han hecho caso omiso de estos ruegos”, lamentó. “El mundo ha producido alrededor de 11.000 millones de dosis vacunales, pero sólo el 7% de la población de los países de ingresos bajos ha recibido una sola dosis», denunció Amnistía.

«¿Por qué se le niega a los países más pobres el acceso a medicamentos que salvan vidas mientras los ricos guardan montones de vacunas sin usar?”, se preguntó Agnès Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional.

A su juicio, “la aparición de la variante ómicron debería servir de aviso a los Estados y a las empresas farmacéuticas que no han abordado la pandemia en el ámbito global”. “No vacunar a todas las personas -con independencia del lugar donde vivan- hace que toda la población mundial sea vulnerable a nuevas variantes”, recalcó. “Sobre esta época del año se administró la primera vacuna. Más de 365 días después, mientras muchas personas de los países ricos han recibido hasta tres dosis, millones más en los países más pobres no han recibido ninguna.

Según Callamard, “estamos ante la sombría realidad -amplificada por la brutal claridad de la pandemia- de que algunas vidas se consideran más merecedoras de ser salvadas que otras. Es un final de año realmente devastador”.

- Publicidad -

Por otro lado, Amnistía criticó que “las empresas farmacéuticas tampoco han estado a la altura de las circunstancias”. Pfizer afirmó “de forma engañosa” que su vacuna estaría “disponible para cualquier paciente, país y comunidad que busque acceder a ella”, cuando en realidad ha entregado la gran mayoría de sus dosis a países de ingresos altos y medioaltos, indicó.

Su rival, Moderna, que desarrolló su vacuna con el apoyo de científicos del Gobierno estadounidense y de enormes cantidades de ayuda económica, también ha dado prioridad a las ventas a países ricos. Ambas empresas siguen entregando menos del 1% de sus existencias a países de ingresos bajos, agregó Amnistía.

Asimismo, criticó que Moderna, Pfizer, AstraZeneca y Johnson&Johnson se han negado a apoyar el levantamiento temporal de la protección de la propiedad intelectual y a compartir tecnología vacunal con otros fabricantes de todo el mundo para permitir un aumento de la producción global. “Mediante sus acciones y omisiones, los fabricantes de vacunas han terminado por perjudicar los derechos humanos de los miles de millones de personas que carecen de acceso a la vacuna contra la covid-19”, denunció.

“Confiábamos en que la presión internacional ayudaría a los países ricos y grandes farmacéuticas a entrar en razón, a dejar de acaparar vacunas y a compartir los derechos de propiedad Intelectual, pero les ha podido la codicia. Esperemos que entre sus propósitos de año nuevo figure cumplir sus promesas y garantizar que todas las personas tienen la oportunidad de vacunarse”, concluyó Callamard.

Sigue nuestras Noticias

- Publicidad -

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil