La OMS recuerda la importancia de garantizar un acceso universal a la lucha contra el cáncer de cuello uterino

0
129

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recordó este miércoles la importancia de garantizar un acceso universal a las herramientas para luchar contra el cáncer de cuello uterino, en la celebración del Día Mundial para la eliminación de esta patología, que cada año provoca más de 300.000 muertes en el mundo.

La disparidad entre las muertes por cáncer de cuello uterino en los países de ingresos altos en comparación con los de ingresos bajos muestra una situación desigual, donde 9 de cada 10 muertes por cáncer de cuello uterino se dan en países de ingresos bajos y medianos.

El acceso a herramientas que salvan vidas es limitado y las mujeres y las adolescentes de los países más pobres se ven privadas de instalaciones de detección clínica, vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH) y tratamientos que quienes viven en lugares ricos sí que poseen.

Durante la última década, los fabricantes dirigieron la oferta hacia ubicaciones más ricas. En 2020, solo el 13% de las niñas de 9 a 14 años en todo el mundo fueron vacunadas contra el VPH, el virus que causa casi todos los casos de cáncer de cuello uterino. Alrededor de 80 países, hogar de casi dos tercios de la carga mundial de cáncer de cuello uterino, aún no han introducido esta vacuna que salva vidas.

El año pasado, la vacuna contra el VPH se introdujo en siete países: Camerún, Cabo Verde, El Salvador, Mauritania, Qatar, Santo Tomé y Príncipe y Tuvalu, lo que elevó el total a 115.

«El cáncer de cuello uterino causa un sufrimiento inmenso, pero se puede prevenir casi por completo y, si se diagnostica lo suficientemente temprano, es uno de los cánceres que se pueden tratar con más éxito», dijo el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. “Tenemos las herramientas para hacer que el cáncer de cuello uterino pase a ser historia, pero solo si ponemos esas herramientas a disposición de todos los que las necesitan”, explicó.

Algunos países capacitaron a los trabajadores de la salud con dispositivos portátiles más nuevos para la ablación térmica de los precánceres. Otros ampliaron el uso del auto muestreo para las anomalías del cuello uterino, respaldado por las directrices de la OMS publicadas recientemente, para permitir que las mujeres recolecten su propio hisopo.

Esta opción puede reducir el estigma de las mujeres, brinda acceso a quienes viven lejos de las instalaciones de salud y ayuda a los centros de salud congestionados a mantener servicios seguros respetando las medidas de seguridad de Covid-19. La muestra auto recolectada se puede ejecutar en las mismas plataformas de laboratorio en las que los países han estado invirtiendo para respaldar las pruebas de PCR para Covid-19.

Pero se produjeron contratiempos. El acceso a los servicios de detección disminuyó para muchas mujeres y, en una encuesta reciente, el 43% de los países informaron de interrupciones en el tratamiento del cáncer. Mientras tanto, las tasas de vacunación contra el VPH a nivel mundial cayeron del 15% en 2019 al 13% en 2020, en medio de interrupciones en los servicios de salud y cierres de escuelas.

La OMS publicó este miércoles nuevas recomendaciones para guiar la investigación en tecnologías de detección basadas en inteligencia artificial. Esta guía, la primera en su tipo, ayuda a los desarrolladores a llevar la detección del cáncer de cuello uterino al futuro y garantizar que los precánceres se detecten lo antes posible.

Sigue nuestras Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí