El PSOE exige la mejora y ampliación del cementerio de Churriana

Los socialistas han recogido demandas de los vecinos que hacen uso del camposanto relacionadas con el mal estado e irregularidad del pavimento, la estrechez de su sala para velatorios y la ausencia de limpieza durante los duelos, a la vez que recuerdan que hace cuatro años se aprobó una moción para ampliar estas instalaciones

0

El concejal socialista Salvador Trujillo ha pedido al equipo de gobierno la ampliación del tanatorio y trabajos de remodelación y mejora en el cementerio de San Antonio Abad, en el distrito de Churriana, como se aprobó hace cuatro años en el salón de plenos con el apoyo de todos los grupos.

A día de hoy, el camposanto presenta graves deficiencias, de las que alertan los vecinos, “que deben acometerse de manera urgente” según el edil socialista. Trujillo ha señalado además que “el gran crecimiento demográfico del distrito, que cuenta con más de 19.000 habitantes empadronados, ha provocado que el tanatorio municipal se haya quedado “pequeño y obsoleto” para cubrir las necesidades de la ciudadanía.

“Poner unas flores a los familiares se ha convertido en un deporte de riesgo o una oportunidad para romperte la cadera al caer a gran altura”. Lo dice así porque “el pavimento en el interior del cementerio está en muy malas condiciones y es irregular, no es firme”. Por eso, la escalera móvil a la que se suben las personas para limpiar las criptas y poner flores “no tiene las cuatro patas en el suelo, cojea y no garantiza la más mínima seguridad ante una caída. Aún no conocemos casos de personas que se hayan caído, pero es cuestión de tiempo”, ha denunciado Trujillo.

A través de un escrito, Salvador Trujillo ha pedido el hormigonado uniforme en los pasillos del cementerio “para que la intención de asistir las tumbas de nuestros familiares enterrados no sea una profesión de riesgo”. También ha exigido la puesta en marcha de un protocolo de actuación y prevención frente al COVID19, además de mayor limpieza en las salas de velatorio “como los que hay en PARCEMASA”. Según el edil, el cementerio de Churriana no tiene un protocolo de actuación para prevenir el contagio del COVID19 entre sus usuarios, además de que los finados “pasan hasta 48 horas en la sala de velatorio sin el más mínimo sistema de limpieza y desinfección”.

El edil responsable de este distrito por el grupo socialista ha informado de que tras varios fallecimientos y sepelios en el cementerio de San Antonio Abad, se han recibido “numerosas quejas vecinales”, como el hecho de que “familiares y amigos que acuden a dar el pésame no cuentan con la desinfección mínima de un día para otro, sino que lo hacen únicamente cuando se va la familia con el cuerpo”. En el caso de fallecimiento por la noche, dado que debe velarse 24 horas, el finado pasa dos días en las instalaciones. “Y durante esos dos días no se limpia ni se desinfecta”, ha explicado Trujillo.

Falta de aceras

El concejal socialista también echa en falta mayores aceras junto al cementerio, ya que la hay es estrecha. “Como la sala de velatorios es muy pequeña la mayoría de los vecinos que llegan a cumplir con la familia esperan fuera, con los pies en la carretera, jugándose el tipo con el tráfico”, ha informado Salvador Trujillo, que pide la ampliación de esta acera para hacer más cómoda y segura la espera.

Con ello, el concejal socialista ha recibido “decenas de quejas vecinales y también temores de que el Ayuntamiento de Málaga no se interese por el cementerio para dejarlo morir, para que pase a manos privadas o simplemente caiga en desuso y se trasladen las tumbas a otro lugar”. Así que exige al equipo de gobierno “que visite este camposanto, que tome nota de sus deficiencias y que actúe con contundencia”.