¿Por qué los cactus son un buen regalo?

0

Se ha demostrado que hacer un regalo es más satisfactorio en muchas ocasiones para la persona que lo hace que para la que lo recibe. Regalar es importante para la interacción entre personas y ayuda a estrechar vínculos con la familia y amigos.

Cuando haces un regalo a alguien, estás manifestando de algún modo que aprecias a esa persona, que realmente te importa y que te gusta tenerlo en tu vida.

Hacemos regalos por muchas celebraciones diferentes: cumpleaños, aniversarios, bodas, en Navidad, en señal de agradecimiento, etc., pero muchas veces simplemente regalamos porque queremos tener un detalle con alguien.

6 motivos por los que siempre es buena idea regalar un cactus

Regalar una planta, como pueden ser los cactus, es sinónimo de buen gusto, pues ayuda a decorar cualquier habitación y es como tener un pequeño espacio verde en nuestra casa.

Pero este no es el único motivo por el que regalar cactus, sino que existen muchos más, entre los que podemos destacar:

1. Generan bienestar en las personas

Los cactus son ideales para combatir el estrés. Te ayudan a relajarte y limpian el ambiente de los hogares. Por otro lado, los cactus casi no desprenden fragancia, lo que mucha gente agradecerá.

2. Son plantas muy duraderas

Los cactus soportan condiciones extremas de temperatura, luz y humedad. Regalar un cactus supone disfrutar durante mucho tiempo de él. De esta manera, esa persona a la que se lo has regalado te tendrá presente vinculándote a la planta.

3. No requieren demasiados cuidados

Si estás pensando regalar un cactus a alguien que no tiene mucha experiencia en jardinería o no tiene demasiado tiempo para cuidarlo, debes de saber que no hay ningún problema.

Los cactus no se riegan a menudo, ya que captan el agua por condensación. Eso sí, es preferible regarlos más a menudo en verano y menos en invierno, y el suelo ha de secarse siempre antes de regarlos. Bastará con regarlos cada 15 o 20 días.

4. Quedan bien en cualquier estancia de la casa

Tanto si decides colocar un cactus en la mesa del salón como si optas por ponerlo en el escritorio de tu despacho o en el recibidor, combinarán perfectamente con cualquier decoración.

Y no solo existe un tipo de cactus, sino que existen muchos tipos distintos y de muy diversos tamaños. Lo ideal es elegir el cactus que más se adapte a cada habitación.

5. Te permiten poner en práctica la creatividad

Los cactus presentan una gran ventaja: combinan con cualquier recipiente. Si además la persona que regala, se atreve a personalizar la maceta, será un regalo único y muy especial. Lo ideal sería realizar un diseño en la maceta que represente a la persona a la que se va a regalar o algo que ambos conozcan y tengan en común.

6. Ayudan a frenar las ondas electromagnéticas

Siempre se ha dicho que los cactus ayudan a mitigar las ondas electromagnéticas de ordenadores y otros dispositivos electrónicos, y aunque no haya estudios rigurosos sobre el tema, siempre queda bien cerca de nuestro ordenador. Es un gran uso que podemos darle para cuidar un poco más de nuestra salud. Ahora bien, cada tres meses habrá que darle un descanso de al menos una semana a la planta y colocarla en un lugar soleado.

En definitiva, si tienes que hacer un regalo próximamente y aún no sabes qué regalar, en La Tienda del Cactus tiene todo tipo de suculentas y cactus que podrás personalizar. ¡Atrévete y regala un cactus!