Adelante acusa al equipo de gobierno municipal de “recortar la democracia”

Adelante acusa al equipo de gobierno municipal de “recortar la democracia” y le reclama que retome la celebración de Plenos como ya han hecho otras grandes ciudades

0

La confluencia de Podemos e Izquierda Unida tiene el propósito de que se active cuanto antes la normalidad democrática en el Ayuntamiento de Málaga, para ello ha solicitado la comparecencia de la alcaldesa accidental, Susana Carillo, ante la Comisión Informativa Especial del Covid-19, “para que dé explicaciones de las causas por las que se está extendiendo el límite a la participación política y se adopte el compromiso de reanudar la celebración de Comisiones y Plenos”.

El concejal de Adelante, Nico Sguiglia, argumenta que “nos encontramos en la Fase 1, con la que se retoma gran parte de la actividad económica y social, ya no tiene sentido continuar con la actual situación de anormalidad democrática en el Ayuntamiento, pues de facto supone un recorte de derechos y libertades, no hay ninguna justificación para que a los grupos municipales se nos siga impidiendo presentar propuestas en un momento en el Málaga requiere de la adopción de acuerdos para atender las necesidades de la ciudadanía y encarar el gran desafío de la reconstrucción”.

Sguiglia remarca el papel necesario de la oposición para “fiscalizar al gobierno, avanzar en transparencia y formular propuestas para una Málaga mejor. Otras grandes ciudades como Barcelona, Bilbao, Zaragoza, Valencia o Sevilla ya han celebrado sesiones plenarias para debatir y aprobar planes ante la emergencia del Covid-19. No entendemos como el Ayuntamiento de Málaga aún no lo permite. Es importante que se vaya retomando la normalidad y, con las medidas preventivas lógicas, para que todos podamos poner el hombro para construir una ciudad mejor”.

El concejal de la confluencia se pregunta “por qué el equipo de gobierno de Málaga se niega a que puedan celebrar Plenos y Comisiones, y sigue recortando la democracia, no sabemos si se debe a la ausencia del alcalde, o a que con la salida de Cassá se ha podido desequilibrar el sentido de las votaciones, no sabemos si es que prefieren gobernar sin dar explicaciones a la oposición, pero lo que sí sabemos es que nuestra ciudad necesita que la democracia se pongan en funcionamiento”.

En este mismo sentido, el concejal portavoz de la confluencia de Podemos e Izquierda Unida, Eduardo Zorrilla, apunta a que “junto al autoritarismo de limitar el derecho de participación política de los grupos municipales, tras esta situación anómala, percibimos un gesto de debilidad del equipo de gobierno que sabe que ya no tiene asegurada la mayoría absoluta en las votaciones, tras la salida del equipo de gobierno y el pase a la condición de concejal no adscrito del ex de Cs, Juan Cassá”.