La normativa sobre patinetes eléctricos en Málaga

Málaga está entre las grandes ciudades donde se pueden observar llamativos elementos de movilidad, y entre éstos, están los patinetes eléctricos, además de los monopatines.

0

¿Qué es un patinete eléctrico?

El patinete eléctrico es un patinete que tiene un pequeño motor y ayuda a la persona en sus desplazamientos diarios. Si tienes uno, ya sabes las grandes ventajas que representa este medio de transporte urbano.

No obstante y en vista de que este tipo de transporte se ha vuelto muy popular para poder moverse de un lado a otro, hay nuevas reglas sobre su movilidad que ayudan a evitar confusiones, aumentar la buena convivencia entre los usuarios y reducir los riesgos.

La normativa de patinetes eléctricos en Málaga 

La DGT ha publicado una normativa que entró en vigencia en el año 2016 para regular el uso de patinetes eléctricos.

En dicha normativa se expresa la dificultad de categorizar estos dispositivos, entre si son de uso peatonal o vehículos de motor. La ley los ubica como vehículos para el recorrido a través de una calzada y también delega en los ayuntamientos la autorización de circulación de los patinetes en las aceras, zonas peatonales y carriles especiales.

¿Cuáles son las características generales de los seguros de estos patinetes?

Contratar un seguro de patinete eléctrico por ahora no es obligatorio, pero es algo muy sencillo de hacer. La  responsabilidad civil, por el contrario, sí es obligatoria. Con relación al seguro, si tienes un percance o provocas un daño en una persona o incluso un animal, el seguro lo cubre.

Hay un tope para estos gastos, que en el caso de modo seguro, es hasta los 150.000 euros. Pero la cobertura tiene una franquicia de 100 euros, algo que quiere decir que si el daño llega hasta esa cifra, entonces tú serás el responsable, y si es mayor, será responsabilidad del seguro.

El seguro también se hace cargo de la defensa jurídica. En caso de que tengas un accidente de tráfico con tu patinete, también se podrá elevar una reclamación por los daños materiales, es decir, por el daño que sufra tu patinete o tú mismo.

También con un seguro tendrás derecho a fianza, por ejemplo, si tienes un accidente y vas a juicio, es posible que un tribunal reclame una fianza como garantía, y en el caso de un seguro incluye ese pago, estableciendo topes. Si en el transcurso del juicio quieres cambiar de abogado, gracias a este tipo de seguro podrás hacerlo, eligiendo el que quieras.

Al contratar un seguro de patinete eléctrico, podremos quedarnos muchos más tranquilos es diferentes situaciones. Por ejemplo, si recibes un golpe con tu patinete el seguro se hará cargo de lo que cueste y esto incluye el recambio de las piezas dañadas y la mano de obra.

Pero, ¿qué sucede si el patinete ha quedado inservible? Hay seguros que te cubren el primer año de la pérdida total, por lo que te indemnizan el valor de la compra de éste. Por lo general, este tipo de cobertura tiene un tope mínimo y máximo en el momento de pagar la cantidad determinada.

Posibles cambios en el futuro

Cabe destacar que en algunos aspectos la legislación es muy ambigua, por lo que el gobierno está aún trabajando en una legislación más unificada, para que estos vehículos puedan circular en las calles con seguridad. En este sentido, le corresponde a cada ayuntamiento elaborar sus propias normas.

Si bien es cierto que por ahora la norma no te obliga a tener un seguro para el patinete, solamente el seguro de responsabilidad civil, es una buena idea tener un seguro que te pueda cubrir los daños que puedas causar a las personas, y así podrás estar mucho tranquilo en la calle si se produce algún tipo de percance.

Si tienes un patinete eléctrico, te recomendamos estar atento a las nuevas normativas y las posibles modificaciones para que puedas moverte de acuerdo a la legalidad vigente.