Promoviendo saludablemente la unión familiar

0

En un mundo de prisas, apenas queda tiempo para pasar tiempo en familia, si a esto le sumamos que los pocos minutos que tenemos de ocio los dedicamos a los aparatos tecnológicos, a internet, videojuegos o el chat de los smartphones, no nos debe extrañar que un día amanezcamos sin conocer a aquellos que viven con nosotros.

Debemos detener este despropósito, este ir y venir sin rumbo, sin dedicar algo de nuestro tiempo a las personas que queremos, antes de que nos arrepintamos, miremos para atrás y no tengamos recuerdos con ellos.

Esta situación, que es tan habitual en nuestras sociedades avanzadas, tiene solución, de manera fácil, eficaz y económica, no se trata de reunir a la familia y salir de vacaciones puntuales una o dos veces al año, se trata de dedicar un rato cada cierto tiempo, elegir un par de días a la semana a una hora determinada y realizar todos juntos alrededor de una mesa diversos trabajos manuales.

Tipos de trabajos manuales para hacer en familia

A diferencia de lo que podemos pensar en un principio, los trabajos manuales para hacer en familia no son exclusivamente para los más pequeños de la casa, existen muchas ideas de manualidades para personas mayores, por lo que seguro encontraremos el tipo de manualidad apto para toda la familia. Aquí te ofrecemos tres ejemplos muy sencillos, pero hay muchos más e internet está lleno de ellos.

Un macetero colgante

Es mucho más interesante una manualidad cuando después, cuando esté terminada, puedes darle uso. Si además es decorativa, mucho mejor, es lo que ocurre con los maceteros, que cuando quedan colgando son mucho más atractivos y espectaculares. Para hacerlo solo se necesita un martillo, cuerda, abalorios de madera para decoración, unas tijeras y un coco.

Llaveros

Fácil de crear, pero muy eficaz como regalo improvisado, para tener un detalle con alguien en cualquier momento y que se acuerde de ti cada vez que vaya a utilizar sus llaves. Se pueden hacer con madera o plástico, pintar y recortar de forma llamativa. Los elementos que puedes usar para decorar pueden ser con botones, cartulinas, chapas…

Broches

Si tienes mentalidad ecológica y te gusta reciclar, los trabajos manuales se prestan mucho en este sentido. Por ejemplo, para todos aquellos que usan las cápsulas nexpresso para tomar café, las pueden usar estas cápsulas ya utilizadas para hacer broches divertidos y muy llamativos. Los utensilios que vas a necesitar son: un fieltro negro, alambre, abalorios, una pistola de silicona, imperdibles y las cápsulas de café.

Beneficios de realizar tareas manuales en las personas adultas y mayores

Cómo indicábamos al principio de este artículo, la mayoría de nosotros usamos las manualidades, si llegamos a hacerlo, como entretenimiento para nuestros hijos o como excusa perfecta para estar con los nuestros pasando buenos momentos con proyectos comunes, pero pocos saben que son perfectas también para la edad adulta, mejor cuanto mayor somos. Las manualidades son buenas para cada etapa del desarrollo de las personas. Si quieres saber cuáles son las ventajas para cada una de esas etapas de la vida, haz clic aquí, y si quieres saber cuáles son las ventajas de hacer cosas manuales en los años de la ancianidad, termina de leer este artículo. Los expertos señalan que las manualidades deben formar parte de un envejecimiento activo, especialmente por estos motivos.

Mejoran notablemente la estimulación cognitiva, la psicomotricidad y es una estupenda forma de mantenerse activo socialmente. Por otro lado, la elaboración manual de objetos de diferentes tamaños no solo mejora el rendimiento físico de los mayores, sino que, además, es un elemento de extraordinario valor para la prevención y / o reducción de distintos tipos de enfermedades, tan habituales en estas edades, como la artrosis, puesto que son tareas que obligan a ejercitar las manos con lo que se evita que pierdan elasticidad, movilidad y fuerza. Así mismo, mejora la eficiencia y mantiene activa otras partes del cuerpo, como la visión al tener que fijarse en los detalles que pide cada actividad manual.

Como ya habíamos indicado anteriormente, uno de sus beneficios principales no es otro que el del aumento de los aspectos cognitivos, puesto que en estos trabajos se requiere concentración, se necesita atención, lo que ayuda a la mente a mantener un ejercicio que le sirve en el día a día para mantener su independencia.

Por otro lado, y para finalizar este artículo, no podemos olvidar los evidentes beneficios psicológicos y sociales, ya que son los ejercicios de manualidades una fuente inagotable de autoestima y seguridad personal, al ver que, a pesar de los años, se pueden seguir realizando trabajos complicados, que pueden ser útiles y hermosos, por lo que nuestro mayores también se sienten útiles y valiosos, un hecho que por sí mismo frena la decadencia a la que nos vemos expuestos con la edad, siendo un freno de gran eficacia contra enfermedades, cada vez más comunes, como el Alzheimer.