La Manada seguirá en libertad provisional al desestimarse los recursos de las acusaciones

0

Los cinco miembros de La Manada seguirán en libertad provisional después de que la sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra haya desestimado los recursos de súplica interpuestos por las acusaciones contra la decisión que tomó la propia Audiencia el pasado mes de enero de mantener la libertad provisional, después de que el TSJN ratificara la condena a nueve años de cárcel por un delito de abuso sexual.

El abogado defensor de los cinco condenados, Agustín Martínez Becerra, ha manifestado que “es de destacar” el hecho de que los recursos fueran presentados por las acusaciones -Ayuntamiento de Pamplona, Gobierno de Navarra y acusación particular- y no por la Fiscalía.

Martínez Becerra ha criticado que se presentaran los recursos de súplica ante la decisión de la Audiencia Navarra ya que no presentaban “elementos diferentes” que pudieran conllevar una modificación en la resolución de la sección Segunda.

El pasado mes de enero se conoció que la Audiencia Provincial de Navarra desestimaba la solicitud de ingreso en prisión provisional de La Manada, en ese momento realizada por la Fiscalía, acusación particular y acusaciones populares, y acordaba mantener en libertad a los cinco condenados a 9 años de prisión por un delito continuado de abuso sexual con prevalimiento perpetrado en Pamplona el 7 de julio de 2016.

La Audiencia tomó dicha decisión, como ahora, por mayoría de dos magistrados y con el voto en contra del presidente de la sección, que aboga por decretar la prisión provisional sin fianza de los cinco encausados.

La fiscalía, la acusación particular, ejercida por la víctima, y las dos acciones populares -el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra- solicitaron el ingreso en prisión de los cinco procesados después de que la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Navarra confirmara el pasado diciembre la condena impuesta en abril por la Sección Segunda de la Audiencia.

Los cinco condenados quedaron en libertad el 22 de junio del pasado año tras abonar cada uno una fianza de 6.000 euros.