Cerca de 500 propietarios de perros multados por no inscribirlos en el censo por ADN

La ordenanza municipal de Bienestar, Protección y Tenencia Responsable de Animales sanciona esta falta con una multa que oscila entre los 75 y los 500 euros

0

Agentes de la Policía Local de Málaga han interpuesto entre los meses de enero y octubre un total de 467 denuncias a propietarios que no han inscrito el perfil de ADN de su perro en el Registro Municipal de Animales de Compañía de Málaga, lo que supone una sanción leve con multa de 75 a 500 euros.

Actualmente, se calcula en unos 70.000 el número de perros existentes en la ciudad, de los que el 80% están identificados con microchip, como establece la ordenanza de municipal de 1996. Además, en torno a la mitad de los perros están ya censados por ADN.

La ordenanza municipal de Bienestar, Protección y Tenencia Responsable de Animales, que entró en vigor en enero, señala que “los propietarios de los perros deberán someter a sus mascotas a una extracción de sangre, realizada por un veterinario identificador, con la intención de obtener una muestra de ADN y así determinar el genotipo del animal”.

Asimismo, la ordenanza añade que “el propietario recibirá una chapa identificativa numerada que el animal deberá portar visiblemente en el collar, siempre que este se halle en la vía pública”, así como “un carnet que podrá portar el propietario o tenedor como justificación de la inscripción en el citado censo”.

Desde ese momento, la Policía Local viene intensificando la vigilancia relacionada con los perros cuyo perfil genético o ADN no haya sido registrado por sus propietarios en el Registro Municipal, y continúa desarrollando su labor relacionada con dueños o tenedores de animales que les permiten hacer sus necesidades en la vía pública, desentendiéndose posteriormente de la recogida y limpieza.

De hecho, en el primer semestre del año se han registrado un total de 140 denuncias interpuestas a dueños o tenedores por no recoger las deyecciones de sus animales.

La labor para intentar evitar en la medida de lo posible este tipo de conductas que dañan la imagen de la ciudad y afectan a todos los ciudadanos incluye campañas a nivel preventivo e informativo, así como la vigilancia por parte de los efectivos de la Policía Local de Málaga a este respecto.
Así, en los últimos cuatro años (2014-2017) se ha sorprendido a un total de 1.626 propietarios o tenedores de animales que no cumplían con sus obligaciones, por los 1.026 que fueron sancionados en los cinco años anteriores (2009-2013), ascendiendo, por tanto, la cantidad total de denuncias a lo largo de los últimos nueve años a 2.652.

Las sanciones a los propietarios contempladas en la Ordenanza Municipal de Convivencia por sorprenderlos dejando las deyecciones de las mascotas en la vía pública o permitiendo que orinen o defequen en aceras o espacios de tránsito oscilan desde los 75 a los 500 euros de multa.
En este sentido, el Área de Sostenibilidad Medioambiental ha puesto en marcha varias campañas de concienciación contra este tipo de conductas incívicas que terminan afectando a la convivencia de los vecinos, además de a la imagen de la ciudad.