Crear el propio puesto de trabajo es la principal razón que impulsa a emprender en Málaga

Presentación del Termómetro del Emprendimiento del primer semestre del 2018, elaborado por el Instituto Municipal para la Formación y Empleo y la Asociación de Jóvenes Empresarios

0

Emprendedores y emprendedoras solicitan ayuda profesional desde el inicio de su andadura, al acudir a las oficinas del Instituto Municipal para la Formación y Empleo (IMFE) y de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) de Málaga en la primera fase de su proyecto. Así lo ha detectado la última edición del Termómetro del Emprendimiento elaborado Área de Promoción Empresarial y Fomento del Empleo, a través del IMFE y AJE.

A diferencia de anteriores ediciones, el Termómetro del Emprendimiento del primer semestre de 2018 (del 1 de enero al 30 de junio) ha registrado “No sé por dónde empezar” como respuesta más señalada por la muestra consultada, que la destaca como principal obstáculo para desarrollar su negocio. Un resultado que conecta con el hecho de que la mayor parte de las consultas están concentras en proyectos que se encuentran en la primera fase de elaboración, en la de “Toma de decisiones”.

“No sé por dónde empezar” ha sido la principal dificultad señalada por el 67,6% de las mujeres y el 45% de los hombres. La “financiación” ha quedado relegada a segunda preocupación por ambos sexos. En concreto, por el 37,5% de los hombres y el 21,9% de las mujeres. A estos obstáculos, le siguen “demasiados trámites”.

El nuevo Termómetro detecta que “crear su propio puesto de trabajo” es la principal razón que impulsa a emprender. En más del 50% de los casos y en ambos sexos. La cifra se concreta en el 52,4% de mujeres y el 60% de hombres.

En ambos casos, se trata de perfiles con estudios superiores que encuentran en emprender la oportunidad de desarrollar una tarea acorde a su nivel de estudios. A este respecto, la “relación trabajo-estudios” se ha convertido en la segunda motivación para los hombres (22,5%) y la tercera para las mujeres (15,2), que señalan como segunda motivación la “oportunidad de negocio”.

El 22,9% de las mujeres señala este motivo, frente al 3,8% de los hombres. Ser su “propio Jefe” ha quedado relegada a la tercera posición para ellos y eliminada como opción para ellas.
En cuanto al perfil de la persona emprendedora en Málaga, el estudio dibuja el de una mujer (han acaparado el 56,7% de las consultas) con una media de edad de 36 años, con licenciatura universitaria (43,8%) y que, en el 64,8% de los casos, está desempleada.

Este análisis recoge las consultas realizadas en las oficinas de IMFE y AJE Málaga y en base a una muestra, en este caso de 370 consultas, obtiene la radiografía y necesidades de la población emprendedora en la ciudad.
Los sectores más demandados, de acuerdo con las estadísticas obtenidas, son hostelería y restauración (20%); publicidad, marketing y comunicación a la par que comercio, y salud y deporte, las más demandas por los hombres. Le siguen industria; servicios; transporte y automoción; consultoría y asesoría, turismo y construcción.

Las mujeres se decantan con mayor claridad por el sector comercio (22,9%); estética y belleza, servicios sanitarios; hostelería y restauración; salud y deportes y artes y cultura entre otras. Como novedad, destaca el ascenso del sector de la estética y la belleza y el de servicios sanitarios.
La Formación Profesional se mantiene como cantera de emprendimiento, como nivel de estudios señalado por el 22,5% de los hombres y el 23,8% de las mujeres. Muy de cerca, en porcentajes, con los estudios de Graduado Escolar, del 25% de los hombres y el 21% de las mujeres asesoradas.

El desempleo sigue siendo la principal causa de partida para ambos sexos. El 57,5% de los hombres y el 64,8% de las mujeres. Le siguen los estudiantes, que acaparan el 18,8% de las consultas masculinas y el 11,4% de las femeninas.