El desalojo de La Invisible es ilegal

0
la invisible
la invisible

El protocolo de intenciones firmado en 2011 por el alcalde convierte la situación del edificio en una «cesión en precario», por lo que la vía administrativa anunciada por el Consistorio es ilegal, ya que solo rige para usurpaciones de inmuebles.

La Inspección Técnica del Edificio desmiente a De la Torre y certifica que no entraña ningún riesgo para la seguridad.

Francisco de la Torre se ha quedado sin argumentos políticos, jurídicos y técnicos con los que justificar el incumplimiento del acuerdo de adjudicación de La Invisible. Cada vez parece más evidente que el desalojo del centro social y cultural es el peaje al que le obliga Ciudadanos para conservar su apoyo de gobierno.

«El desalojo anunciado por el Ayuntamiento es ilegal, ya que se basa en una normativa que solo rige para usurpaciones de inmuebles», ha explicado Amanda Romero, del equipo jurídico. «La Invisible se encuentra en lo que en términos legales se llama cesión en precario, gracias a un protocolo que en 2011 firmamos con el propio alcalde, además de con la Junta, la Diputación y el Museo Reina Sofía, dependiente del Ministerio de Cultura».

Ese acuerdo exigía que en 2012 se firmara la adjudicación del inmueble, situación que el alcalde ha ido retrasando y por tanto el protocolo continúa prorrogado y La Invisible en situación de cesión en precario. Esta figura legal, precisamente, es la que permite en la ciudad multitud regularizaciones de cesiones de locales municipales a entidades sociales y culturales de todo tipo. «La vía anunciada por el Ayuntamiento para un hipotético desalojo no respeta los cauces legales ni los derechos adquiridos por La Casa Invisible desde 2011, como tampoco los compromisos del gobierno», ha rematado Romero.

La Inspección certifica que La Casa Invisible es segura.

En cuanto a los argumentos técnicos aducidos por el alcalde, referentes a la supuesta falta de seguridad el inmueble, los responsables de La Invisible han recordado que ya el pasado marzo se le remitió al gobierno la Inspección Técnica de Edificios, cuyos resultados fueron tajantes: «No son necesarias medidas urgentes, ya que no existen problemas graves de estabilidad estructural ni se observan riesgos de desprendimientos», rezaba el informe que De la Torre ha pretendido ocultar.
De hecho, el inmueble se encuentra en mucho mejor estado que otros de organismos municipales, empezando por el del parque de Bomberos de Martiricos, cuya última inspección sí detectó problemas estructurales que el Consistorio aún no ha resuelto.

Colaboración con el Museo Reina Sofía.

El anuncio del alcalde de que pretende desalojar La Invisible ha multiplicado los apoyos recibidos en estos días. Precisamente, Medialab Prado, entidad madrileña que recibió en 2016 el premio de la Fundación Cultural Europea a la mejor institución cultual del continente, celebra en La Invisible su actividad Experimenta Distrito sobre iniciativas de convivencia en distritos urbanos, con la participación de su director, Marcos García.
Igualmente, durante un par de días de la próxima semana, la activista afroamericana y profesora de la Universidad de Princeton Keeanga-Tamahtta Tylor presentará su libro ‘Black Live Matters’ y desarrollará un taller con distintos colectivos feministas.
De igual modo, ya es público que Manuel Borja-Villel, director del Museo Reina Sofía, se traslada a Málaga para mantener una reunión con la Fundación de los Comunes, en la que se inscribe La Casa Invisible, y suscribir un programa de coordinación para los dos próximos años.