IU denuncia que la EPA confirma “el aumento de la precariedad laboral”

Europa Press - Pese al aumento del empleo, del que hay que felicitarse, siguen muy vigentes las consecuencias negativas de la reforma laboral impuesta por el Gobierno del PP en 2012, que lastran la salud del mercado laboral. El paro se mantiene entre los más altos de la Unión Europea (UE) al superar el 15% de la población activa, los salarios pierden poder adquisitivo y la temporalidad en los contratos es creciente

0

El responsable federal de Empleo y Relaciones Laborales de Izquierda Unida (IU), José Antonio García Rubio, ha denunciado este jueves que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre confirman el aumento de la precariedad laboral y de la devaluación salarial asociada a la misma, y “todo ello con el agravante de que se da en un contexto en el que el PIB mantiene un significativo aumento”.

“Pese al aumento del empleo, del que hay que felicitarse, siguen muy vigentes las consecuencias negativas de la reforma laboral impuesta por el Gobierno del PP en 2012, que lastran la salud del mercado laboral. El paro se mantiene entre los más altos de la Unión Europea (UE) al superar el 15% de la población activa, los salarios pierden poder adquisitivo y la temporalidad en los contratos es creciente“, ha advertido.

García Rubio ha criticado que el mercado laboral español se asiente en la precariedad y en los bajos salarios y ha alertado de que los trabajadores siguen pagando de este modo las consecuencias de la crisis económica.

Esta situación negativa contrasta, a juicio de IU, con la subida de los beneficios de la gran banca hasta alcanzar cifras “espectaculares”. “Hablamos del mismo sector bancario cuyas entidades privadas se vieron beneficiadas en gran manera por las medidas ideadas para que salieran de la crisis y que fueron regadas con abundante dinero público del rescate que aún seguimos pagando entre todos”, ha precisado.

Para García Rubio, resulta “imprescindible” que el Gobierno del PSOE derogue cuanto antes la reforma laboral e inicie un proceso de cambios profundos en el modelo productivo a fin de combatir con efectividad el paro y la precariedad en el mercado laboral español.