Concluidas las obras de remodelación del suministro de agua potable en la sierra de Churriana

Las primeras viviendas de la zona ya están recibiendo a través de la infraestructura recién construida, que estará plenamente operativa esta misma semana.  Las obras suponen una inversión inicial de 210.219 euros y se han ejecutado en un plazo de seis meses

0
churriana

El Ayuntamiento de Málaga, por medio de la empresa municipal de aguas, Emasa, ha concluido las obras de remodelación del sistema de suministro de agua potable a la zona alta de la Sierra de Churriana. Las primeras viviendas de la zona ya están recibiendo agua potable desde la nueva infraestructura, mientras se ultiman los trabajos de conexión para dejar la red operativa esta misma semana.

El concejal de Sostenibilidad Medioambiental, José del Río, y la edil del distrito de Churriana, María del Mar Martín Rojo, visitaron hoy el sector donde se han ejecutado los trabajos acompañados con una representación de vecinos de la zona, los técnicos municipales que han intervenido en las obras y los responsables de Ervega, S.A., la empresa que ha ejecutado los trabajos.

Estas obras, que han supuesto una inversión inicial de 210.219 euros y se han ejecutado en un plazo de seis meses, eliminarán los problemas de falta de presión en unas 200 viviendas de la zona debido al estado de deterioro de la antigua infraestructura de abastecimiento. Así, gracias a esta actuación se ha podido sustituir el punto de suministro a la Sierra de Churriana desde el Depósito de La Cónsula y tomarlo ahora desde el Depósito de Rojas. Junto a esta última instalación se ha construido una arqueta bombeo que alberga las dos bombas sumergibles de 27 kW de potencia que garantizarán en la red de
abastecimiento una presión de entre 2 y 6 kg/cm2.

Esta red tiene una longitud de 1.239 metros y parte desde el Depósito de Rojas hasta confluir con la calle Hungría. Desde ahí, la canalización asciende por el Camino de la Sierra hasta la altura de la Travesía de Ceuta, punto donde la nueva conducción se conecta con la red de distribución que repartirá el agua potable a los hogares situados en las zonas más elevadas de este sector.

Además de la red impulsada, ha sido necesario renovar un tramo de 476 metros de longitud de la red de distribución con una tubería de polietileno de 90 milímetros de diámetro. Asimismo, las obras han contemplado la instalación de las canalizaciones eléctricas de los cuadros de mando y control necesarios para el correcto funcionamiento del nuevo bombeo, la instalación de un caudalímetro en la salida de la impulsión y la sustitución de 20 acometidas de agua para las viviendas.

Emasa estima que durante esta semana finalicen las conexiones y comprobaciones finales del nuevo sistema de abastecimiento. Una vez efectuadas las pruebas, las viviendas de este sector recibirán el agua potable a través de la nueva red, lo que permitirá dejar fuera de servicio las antiguas infraestructuras.

Hasta ahora, esta zona de la capital se abastecía por gravedad a través desde un pequeño depósito situado sobre un monte a 207 metros de altura, al norte de la Cañada de Ceuta, y que a su vez recibía el agua potable proveniente de un bombeo ubicado en el depósito de La Cónsula. Con este sistema de distribución, el agua llegaba a las viviendas más alejadas de este depósito con menos presión.

Esta actuación tiene su origen en un convenio firmado entre la asociación vecinal Viñas de la Sierra y Emasa, por el que se renuevan acuerdos suscritos en años anteriores para la adecuación del abastecimiento a la Sierra de Churriana.