Llega el buen tiempo, es hora de decorar el jardín

Ahora que hace buen tiempo hay que aprovechar el espacio exterior que proporciona el jardín pero siempre manteniendo la intimidad. ¿Cómo conseguirlo?

0
buen tiempo en el jardin

 

Ahora que llega el buen tiempo es momento de empezar a dar más uso al jardín. Un espacio al aire libre donde poder disfrutar de la tranquilidad para leer un buen libro mientras tomas café o poder invitar a los amigos a cenar en esas largas noches de verano.

El jardín es una parte de la casa que al estar en el exterior, hasta que no llega el verano, no se le suele dar mucha importancia. En invierno, debido a las bajas temperaturas y las lluvias, se está más en el interior. Pero cuando llegan estos días de sol, en los que apetece más pasar tiempo fuera, tener un jardín es algo maravilloso.

La comodidad a la hora de utilizar el jardín es necesaria, por eso, hay que involucrarse en crear un espacio agradable, tranquilo e íntimo para poder disfrutar esta temporada de un espacio privado como es el jardín de tu hogar.

Para crear auténtica intimidad

A veces ocurre que las casas de los vecinos suelen estar bastante cerca unas de otras, esto hace que la intimidad pueda ser algo menor convirtiéndose en un pequeño problema. De ahí la necesidad de poder cercar el límite del jardín para que las vistas desde fuera sean menos y se pueda obtener más intimidad. ¿Cómo se puede hacer?

Existen vallas de diferentes materiales que se pueden usar para cercar el límite de la propiedad y conseguir crear una sensación de intimidad. La Fabricación de chapa estirada para este propósito se ha convertido en algo muy común. La chapa estirada es un material que deja entrar el aire pero que, gracias al uso de las nuevas tecnologías, consigue refrescar el ambiente al proporcionar cierto grado de sombra. Se puede usar como una valla de ocultación como primera opción colocando una segunda después, por ejemplo, al poner plantas trepadoras que cubran la superficie de la valla, permitiendo mucha más intimidad. Estas chapas estiradas pueden estar fabricadas en acero de carbono, aluminio o acero inoxidable y no se desperdicia nada de material al hacer los agujeros.

La chapa estirada también puede servir para recubrir, por ejemplo, los peldaños de una escalera gracias a que resulta un material antideslizante. En el caso de tener escalones que lleguen hasta un cobertizo se puede colocar recubriendo los peldaños chapa estirada. Es más segura que otros materiales.

Cerramiento más natural

Si lo que te gusta es la naturaleza se pueden crear setos que consigan un cerramiento natural del límite de la propiedad. En este caso se tienen dos opciones entre las que elegir. Se pueden usar naturales o artificiales.

Los naturales necesitarán de más mantenimiento ya que, para que no se pongan feos y se mueran, necesitarán de agua y una poda ocasional. Para aquellos que sean mañosos con la jardinería puede ser una buena manera de dar su toque personal al jardín. A aquellos a los que no se les dé bien el cuidado de las plantas, o que no tienen demasiado tiempo, les puede venir mejor los setos artificiales porque no requieren de mucho mantenimiento.

Otras opciones

Existen más opciones a la hora de crear límites en la propiedad y tener más intimidad como vallas de bambú que pueden ser una barrera natural y no permiten la visión. Colocar plantas en grandes macetas que crezcan creando una barrera visual o utilizar cortinas para tapar ciertas partes del jardín como un acceso a la piscina. Las cortinas pueden servir también para crear zonas de sombra y poder disfrutar de la tumbona cuando el sol todavía está haciendo de las suyas.