Reflexología podal: Relaja cuerpo y mente

0

Los pies son para el ser humano como las raíces para un árbol. Como se encuentren éstos, así se encontrará todo el organismo.”

Los órganos de nuestro cuerpo se reflejan en el pie como si fuese un mapa. La reflexología podal consiste en un masaje minucioso de todo el pie en el que se estimulan las zonas reflejas del resto del organismo promoviendo una profunda relajación y activando los procesos de autocuración del propio cuerpo y equilibrando la energía general del organismo.

Beneficios:

  • Mejora la circulación sanguínea y linfática
  • Estimula el sistema inmunológico
  • Tonifica y flexibiliza los músculos y ligamentos
  • Actúa sobre el sistema nervioso
  • Regula el funcionamiento de los todos los órganos
  • Promueve la Relajación física y mental: estrés, ansiedad, insomnio
  • Mejora la calidad del sueño
  • Calma dolores y afloja contracturas
  • Regula el sistema emocional y endocrino
  • Eleva el tono vital en general
  • Favorece los mecanismos de depuración y eliminación de toxinas

Contraindicaciones de la reflexología podal

Aunque en un principio la reflexología podal no tiene contraindicaciones hay casos en los que no es
recomendable su aplicación. Estos casos son los siguientes:

Procesos agudos de fiebre.
Osteoporosis del pie o pierna.
Enfermedades isquémicas del corazón (angina de peco, infarto de miocardio,…)
Embarazos con riesgo de aborto.
Infecciones agudas en general

Para otras patologías preguntar al especialista.