MOMENTOS

0

Me encanta respirar los aromas del jardín, y contemplar
como las hojas se desprenden en otoño depositándose
en el suelo para ser fertilizado.
Últimamente, viajo con una sola maleta y en su interior
llevo una golondrina de arcilla blanca, y un rosal de sueños
incumplidos.
Por las noches, contemplo como la luna blanca, sonríe
mirando el mar en calma, ella ha decidido dormir sueños
de plata.¡ Duerme el pescador y el pez cauto!!
¡Caminamos en unión del tiempo, a pesar de
alejarnos con el viento del amanecer!!
Es maravilloso contemplar, como las estrellas de plata, se
reflejan en el espejo del mar, y de forma especial, en esas
madrugadas que la almadraba está tranquila.