El PSOE exige medidas para acabar con el ruido en la zona de Plutarco en Teatinos

0
82

El Grupo Municipal Socialista ha pedido al Ayuntamiento “más medidas del Ayuntamiento” para frenar la contaminación acústica excesiva en avenida de Plutarco, en el distrito de Teatinos, donde varios residentes afirmar “llevar una década sin descansar los fines de semana” por el ruido generado por varios locales de copas en los bajos de sus casas.

“Las medidas de las Zonas Acústicamente Saturadas para combatir el ruido nos parecen absolutamente insuficientes. Ya lo dijimos así durante la mesa del ZAS en que se presentaron las conclusiones en febrero de este año”, ha explicado Medina. “Y no nos opusimos sólo nosotros, sino también los comerciantes y vecinos con representación en esa mesa, que viven y trabajan en las zonas con mayores problemas de ruido de nuestra ciudad. Queremos medidas más ambiciosas”.

Por eso, la viceportavoz recuerda la petición del PSOE “para ampliar la plantilla de policías locales en Málaga”, porque faltan más de 300 agentes según la Federación Española de Municipios y Provincias, “y debemos destinar más agentes en los barrios donde el ruido es uno de sus principales problemas”.

Medina ha señalado que “los residentes en Avenida Plutarco llevan casi 20 años luchando contra este enemigo invisible, la contaminación acústica, que ha obligado a muchos de ellos a medicarse y tienen graves problemas de salud, como es el caso de Miguel y de Ana María. Y ante este problema, la parálisis del alcalde, al que le ha llegado una sentencia judicial de los vecinos de Plaza Mitjana, en el centro, porque no movió un dedo durante años para garantizar el descanso de las familias”, ha zanjado por su parte.

Francisco Quintero, secretario general del PSOE de Teatinos, ha manifestado por su parte que “el ruido es la constante en Avenida Plutarco desde hace 18 años, una lucha constante de sus vecinos contra un equipo de gobierno local que no escucha”.

El responsable socialista ha señalado que “aquí hoy hay tres concejales del grupo municipal del PSOE, tres ediles responsables de las áreas relacionadas con este problema del ruido, las de Medio Ambiente, Movilidad y Seguridad. Exigimos al alcalde que aborde la solución del problema del ruido desde estos tres enfoques y que garantice de una vez por todas el descanso de los vecinos del Romeral”.

Miguel Caro es vecino de El Romeral, esta zona de Teatinos. Su piso en avenida de Plutarco está justo encima de un local de copas “en el que se recogen las terrazas con las puertas abiertas y la música muy alta. Cuando llega el jueves, me entra una crisis ansiedad porque sé que el fin de semana ya no voy a poder dormir y así llevamos 18 años”. Caro sufrió un ictus justo hace un año y lo relaciona por estas crisis de ansiedad. “Es que la nueva normativa del ZAS es un atropello a los ciudadanos, permite la contaminación acústica. Porque pasó de permitir en 2012 un máximo de 80 decibelios con hilo musical a fijar el máximo en 85 decibelios en locales sin insonorización y que tienen altavoces. Nos sentimos absolutamente abandonados por el alcalde Francisco de la Torre”.

“Nos acostamos con el pum pum de los altavoces, ir al dormitorio es una pesadilla y exigimos que aumenta la vigilancia policial, porque llamamos mil veces y no nos atienden. Cuando hacen mediciones, al propietario le da igual la multa de 600 euros, porque ha compensado en caja esta sanción al poner la música alta todo el fin de semana”.  Caro pide al Ayuntamiento la rebaja a los 60 decibelios como máximo de ruido en una modificación de la normativa municipal. Esta petición la secunda otra vecina, Ana María Conejo, que se ha dirigido durante la rueda de prensa directamente al alcalde de la ciudad. “Señor de la Torre, se le llena la boca hablando de los ciudadanos de Málaga, pero en Avenida de Plutarco trabaja por los intereses de los locales de ocio y le da igual que no podamos pegar ojo en toda la noche”.

Conejo ha expresado que “la policía no atiende siempre que se le llama y que cuando bajamos a los bares para pedirles que bajen la música encima te chulean”. Ana María piensa tirar la toalla “y vender la casa, porque esto es un problema que ha causado un ictus a mi marido. Nosotros somos responsables y no tiramos huevos ni hielo como vemos en otras zonas afectadas por el ruido de los locales de ocio. Sólo queremos descansar, que se rebaje el máximo de decibelios en los locales, que no estén con la música puesta hasta altas horas de la madrugada en verano y en invierno”. Y ha sido tajante: “Alcalde, si mi marido vuelve a caer enfermo por el ruido, sentaré en el banquillo a quien haga falta”.​

Por otro lado, el PSOE pide un modelo de ciudad más sostenible y que se encargue un informe independiente para determinar la actuación en los terrenos de Repsol

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí