¿Cómo protegerse de la inflación?

0
100

¿Qué es la inflación y qué efectos tiene?

La inflación hace referencia al aumento constante de los precios de los bienes y de los servicios, afectando a todos los ámbitos y sectores de la economía durante un periodo determinado de tiempo. Esto significa que, lo que hoy se puede comprar con 10 euros, dentro de unos años será imposible.

De esta forma, la inflación puede, con el tiempo, disminuir significativamente el poder adquisitivo de las familias y reducir el rendimiento que se consigue con las inversiones. Sin embargo, con un poco de previsión y planificación, es posible llevar a cabo prácticas para proteger el dinero de esta realidad y conseguir rentabilidad de esta situación que, a priori, pudiera parecer todo desventajas.

No obstante, esto no quiere decir que la inflación baja conlleve solo ventajas. De hecho, aunque una inflación baja —por debajo del 2,3%— pueda resultar ventajosa para la economía en general, tiene bastantes inconvenientes para el bolsillo del ahorrador, ya que el dinero efectivo pierde valor. En este sentido, y aunque a priori lo mejor pudiera parecer ahorrar la mayor cantidad de dinero posible, lo cierto es que muchas veces es mejor opción invertir el dinero para hacer frente a los vaivenes económicos, puesto que el dinero ganará valor en lugar de perderlo en periodos de inflación baja.

La inflación en España ha alcanzado en junio el 10,2%. En este sentido, el Banco Central Europeo, con el objetivo de reducir el avance de la inflación, ha anunciado que, durante el mes de julio, se producirá un aumento de 25 puntos básicos de los tipos de interés, una medida que ya ha sido tomada por otras instituciones como el Banco de Canadá, el Banco de Inglaterra y el FED de Estados Unidos. Esto se va a traducir en un aumento del coste de la hipoteca a tipo fijo y el préstamo hipotecario, entre otras muchas cosas.

En este sentido, y teniendo en cuenta todo lo anterior, el Banco de España ha puesto sobre aviso a los hogares españoles sobre la subida de las hipotecas variables, lo que pone de relieve la importancia de comparar bien antes de escoger una hipoteca. De hecho, la compra de bienes inmuebles es una gran inversión en tiempos de inflación alta, ya que, siempre que se compare adecuadamente y se consiga una hipoteca provechosa, podremos aprovechar la inflación y conseguir rentabilidad de estas inversiones.

Los mejores activos para luchar y protegerse de la inflación

Existen maneras de proteger el dinero de la inflación, de forma que, con el paso del tiempo, la subida de precios se note lo menos posible. En este sentido, hay algunos activos que son perfectos para este fin, de forma que, usándolos, se conseguirá evitar la pérdida de poder adquisitivo frente a la inflación. Los más importantes son los siguientes:

  • Activos reales: la inflación provoca la devaluación de los activos nominales (bonos tradicionales o depósitos bancarios, entre otros), ya que el precio de estos está basado en el interés fijo. Sin embargo, en el caso de los activos reales, al ser activos tangibles, su valor se mueve con la inflación. Esto pone de relieve que, comprando inmuebles y consiguiendo la mejor hipoteca posible, es posible conseguir rentabilidad de esta compra aprovechando la inflación.
  • Activos orientados a la apreciación: una buena forma de luchar y protegernos frente a la inflación es optar por aquellas inversiones que ofrezcan apreciación, es decir, que ofrezcan apreciación. Una buena alternativa sería, por ejemplo, las acciones de las empresas que cotizan en bolsa.
  • Activos con tipos de interés variable: los activos que tienen un interés variable permitirán tener más posibilidades de luchar contra la inflación, ya que el tipo de interés aumentará también con la inflación.

Inversiones para luchar contra la inflación

Como ya se ha indicado, existen maneras para proteger el dinero de la inflación y que la escalada de precios afecte lo menos posible. En este sentido, existen algunas inversiones que son perfectas para protegernos de la inflación, porque funcionan muy bien cuando la inflación está aumentando.

Depósitos a tipo fijo

Una buena opción es dejar el dinero a plazo fijo. Sin duda, es una opción muy segura, ya que son muchos los países, entre ellos España, en los que el dinero está garantizado por el Banco Central.

Con el depósito a tipo fijo, los ahorros generarán cierta rentabilidad, por lo que el capital irá aumentando. Sin embargo, no se ha de perder de vista que la mejor opción para conseguir la máxima rentabilidad posible es reinvertir los intereses que se hayan conseguido año tras año. Esto es especialmente importante durante las épocas en las que la inflación aumenta, ya que, al sacar los intereses del depósito fijo, la cantidad en el mismo será la misma año tras año, pero, en un escenario inflacionista, este dinero valdrá cada vez menos.

Por otro lado, es de vital importancia tener en cuenta la tasa de interés que ofrece la entidad bancaria o financiera, la cual deberá ser superior a la inflación prevista. De este modo, los ahorros crecerán a un ritmo superior al que aumente la tasa de inflación.

Invertir en bienes inmuebles

Otra gran opción para protegernos frente a la inflación que asola España es invertir los ahorros en el sector inmobiliario, ya que es fácil conseguir rentabilidad de los bienes inmuebles, revendiéndolos pasado un tiempo o poniéndolos en alquiler. Además, con la inflación aumentando, el valor de los bienes inmuebles crecerá con el tiempo, por lo que no solo se recuperará el dinero invertido, sino que se obtendrá rentabilidad con la venta de la vivienda.

Esto es así porque el precio de la vivienda suele estar muy correlacionado con los índices de precios al consumo, de forma que, cuando la inflación aumenta, el precio de la vivienda también lo hace a un ritmo parecido. No obstante, para que la inversión en inmuebles sea realmente rentable, se habrán de tener en cuenta los gastos asociados a este tipo de bienes, como el pago de impuestos o los gastos derivados del mantenimiento del inmueble.

En cualquier caso, antes de comprar inmuebles para proteger el dinero del aumento de la inflación, es fundamental estudiar la situación del mercado inmobiliario y cuáles son las condiciones de los préstamos hipotecarios y de las hipotecas, tanto a tipo fijo como a tipo variable, que ofrecen bancos y entidades financieras en este escenario.

Sin duda, la inflación que afecta a toda Europa y a otros países del mundo como Estados Unidos o Canadá está causando verdaderos estragos en el poder adquisitivo de los ciudadanos. No obstante, siendo previsores, los españoles podrán luchar contra esta tendencia económica y conseguir que sus ahorros no pierdan valor. Es por ello por lo que, en este escenario, resulta fundamental comparar bien antes de decidirse por una u otra hipoteca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí