Verdes EQUO reclama un plan ambicioso y multidisciplinar para luchar contra la Pobreza Energética

0
128

No podemos, afirma Mar González, coportavoz del partido en Andalucía y candidata a la Presidencia de la Junta, mirar para otro lado y dejar que miles de personas sigan viviendo sin poder garantizar unas temperaturas adecuadas en sus hogares. En Andalucía cientos de familias tienen que elegir entre comer o mantener su casa en condiciones favorables de habitabilidad, con un 9,1% de hogares con una temperatura inadecuada de la vivienda en invierno. Y acabar con eso es un objetivo prioritario para Verdes EQUO Andalucía

Verdes EQUO ha querido así aprovechar la celebración de la Semana Europea de lucha Contra la Pobreza Energética, que se celebra del 17 al 23 de Febrero, para pedir que el cambio de modelo energético que necesitamos y que se ha vuelto urgente, lo sea con carácter social y no deje a nadie atrás, proponiendo, afirman, que la energía sea considerada como un derecho y que se garantice un mínimo necesario por persona.

Desde el partido verde afirman que se debe luchar de forma coordinada y ambiciosa, afrontando a la vez los distintos indicadores de pobreza energética, para conseguir revertir la situación que, además, se ha visto agravada con la pandemia.

Verdes EQUO propone avanzar en la democratización de la energía, pasando a ser consumidores activos a través de comunidades energéticas y fomento del autoconsumo, además de una reforma radical del mercado eléctrico. Del mismo modo, y buscando la actuación sobre los demás indicadores de pobreza energética, piden que se hagan convocatorias públicas para ayudar en la rehabilitación energética de los hogares, especialmente los más vulnerables e implementar una tarifa social que garantice el derecho a los suministros básicos de energía de manera limpia y sostenible.

Para Manuel Pérez, coportavoz de Verdes EQUO Andalucía, “las consecuencias de la pobreza energética contra la salud de las personas son evidentes y se muestran en el desarrollo de enfermedades físicas y mentales, especialmente en bebés, adolescentes y personas mayores, y todos los indicadores muestran que en Andalucía nos encontramos entre las comunidades más afectadas

Vivir en una casa con temperaturas bajas o con humedades de forma prolongada, insisten desde Verdes EQUO, tiene también otras consecuencias indirectas relacionadas con aspectos sociales como el absentismo laboral, el bienestar o el rendimiento educativo.

Sigue nuestras Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí