Abogado penalista, la especialización como mecanismo de diferenciación profesional

0
193

Señor Juez: “Soy inocente” y quiero demostrarlo… Acostumbrados como estamos a tanta película y serie de televisión esta frase no nos resulta extraña, ya que las historias que más gancho tienen en la ficción son aquellas que se desenvuelven dentro de un juicio.

Pero aunque los relatos de ficción nos gusten mucho, en la vida real nunca sabemos cuando nos podemos encontrar una situación como de película y necesitemos la ayuda de un abogado penalista.

Por más ejemplar que hayas construido tu vida, esta sociedad está muy violentada y no deberíamos descartar, que nos podamos encontrar un buen día en una situación desafortunada con algún familiar o con nosotros mismos.

Por este motivo es importante saber a quien acudir en una situación, donde alguien muy querido o uno mismo necesite la ayuda de un abogado defensor.

El abogado penalista y la micro especialidad

Si lo pensamos realmente, el derecho regula cualquier aspecto de la vida y de las relaciones entre las personas, de forma que no es extraño que haya tantos abogados, cada uno especializado en ramas y materias concretas del ordenamiento jurídico. El código penal establece claramente qué elementos constituyen delito y qué sanción se aplica en cada caso.

Pero, basados en los relatos que comentamos al principio parecería que el auténtico abogado es el penalista, por una razón muy sencilla, porque defiende el bien más importante para las personas, más que ningún otro derecho, que no es otro que la libertad. Un abogado que su trabajo consiste en defender a las personas investigadas y acusadas por cometer cualquier delito.

Atrás quedaron los años en los que con ser abogado penalista ya valía para competir con el resto de abogados y triunfar en el día a día de juzgados y tribunales.

Cada vez más se hace necesario salir de la especialización generalista para convertirse en un abogado penalista micro especializado.

Abogados penalistas especialistas en narcotráfico, abogados penalistas expertos en pornografía infantil, serían dos claros ejemplos de lo que planteamos. Así, de esa manera podrían encontrarse especialistas, casi, en cada delito del código penal.

Cuando contactar con un abogado penalista

Hay dos posibilidades, contactar con un abogado cuando ya se tiene un problema legal, o contactar antes de que el problema se materialice, para evitarlo.

En Derecho Penal, lo aconsejable es contactar con el abogado penalista desde el primer momento en el que el cliente tiene conocimiento de que ha sido denunciado.

El abogado penalista acompaña y asesora a su cliente durante toda la tramitación de un procedimiento penal. Le asiste en Comisarías, Juzgados y allí donde el cliente requiera de su asesoramiento.

Así mismo, el abogado penalista acude personalmente a todas las actuaciones judiciales que se señalen para la investigación de la causa, y será el encargado de hacer el Juicio oral.

El abogado penalista elabora y diseña la mejor estrategia defensiva de los intereses de su cliente (sea investigado, acusado o víctima). Además, traslada al Tribunal todas aquellas informaciones, datos y hechos relevantes, que sean necesarios para el correcto esclarecimiento de la causa.

En todo esto podemos contar con “nuestro abogado” y avanzar en la resolución del conflicto que nos hayamos visto involucrados.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí