«La renta básica permitirá rehusar empleos de mierda»

0
385

Entrevista a Sergi Raventós

¿Qué es la renta básica universal (RBU)?

Es una asignación monetaria incondicional, individual e universal para los ciudadanos de un territorio durante toda su vida. La recibe todo el mundo, pobres y ricos. Va dirigida a las personas, no a cabezas de familia. No está sujeta a con-troles burocráticos ni requisitos. Igual que la sanidad o la educación pública, es una ayuda social que perciben los ciudadanos por el simple hecho de ser personas. El Papa de Roma y el Financial Times ya se han posicionado a favor. También los dirigentes de la ONU, que están dejando de defender algo tan obsoleto como el trabajo digno.

¿Por qué la necesita Catalunya?

Todos los países la necesitan. El derecho a la existencia no está garantizado. Experimentos en distintos lugares del mundo (Namibia, Finlandia, Canadá…) demuestran que la RBU da tranquilidad psicológica. Reduce el estrés, la ansiedad de tener que buscarse la vida, el miedo a ser despedido… En Canadá se redujeron los ingresos en hospitales psiquiátricos. También ayuda a la emancipación de los jóvenes o el empoderamiento de las mujeres.

¿Cómo?

Hay familias que cobran el ingreso mínimo vital o la renta garantizada y ellas no se pueden separar porque dejarán de cobrarla. Con la RBU esto no pasaría, es un derecho individual. También se ha visto que se reduce el alcoholismo. El consumo de drogas es una huida adelante, un refugio, cuando tu día a día es una mierda. En Namibia e India disminuyeron los hurtos. La delincuencia cae porque ya no hay necesidad de robar.

Sus opositores dicen que desincentiva la búsqueda de empleo.

La RBU quita las ganas de trabajar de según qué mierda de empleo. Imagínate que los temporeros o las cuidadoras de residencias percibieran cada mes 900 euros. Tendrían la libertad de renunciar a los empleos que les esclavizan y acceder a otros mejores. La RBU da más poder de negociación y obligaría a las empresas a subir salarios. Pero ya sabemos que los que explotan a sus trabajadores no van a facilitar que se aplique.

¿Hay personas que le han presionado para que el proyecto en Catalunya no salga adelante?

Exceptuando a la CUP y ERC, los partidos no quieren hacer grandes progresos.

¿Tampoco Junts per Catalunya, socio del Govern?

No son hostiles, pero tampoco es su propuesta… Creen que las cosas deben avanzar de forma gradual. Y no necesariamente tiene que ser así. La renta garantizada que tenemos ahora solo llega al 38% de hogares en la extrema pobreza porque no cumplen los requisitos. Es vergonzoso y muy grave. Por cada euro que nos gastamos en dar ayudas a las familias necesitadas, nos gastamos otro para contratar a un ejército de gente que controla sus gastos. Con la RBU esto desaparece.

Háblenos del plan piloto. ¿Cuándo empieza y cómo se hará?

La idea es iniciar el proyecto en diciembre de 2022, con 5.000 personas que recibirían al mes un importe de 900 euros, el umbral de la pobreza. Para los menores, los padres percibirán un extra de un 30% o un 50%. Para hacerlo representativo, seleccionaremos tres núcleos de población, por ejemplo un pueblo entero de la costa con mucha presencia del sector servicios, otro del interior más rural y un barrio el área metropolitana más industrial.

En los presupuestos de 2022 les han asignado 4 millones de euros. ¿Cuánto necesitan?

Estos 4 millones son para contratar a personal, crear la oficina, organizar unas jornadas… Pero en 2023 y 2024 necesitaremos cerca de 50 millones de euros al año.

¿Y los tiene asegurados?

(Ríe) No teníamos asegurado el presupuesto de 2022, no sé cómo serán los siguientes. Espero que sí, la idea de hacer este proyecto implica un compromiso en los próximos dos años de legislatura.

(La entrevista la realizó la periodista Elisenda Colell, publicada en El Periódico).

Doctor en Sociología, trabajador social y hasta hace un año técnico de inserción laboral para personas con trastornos de salud mental, es el responsable de la oficina del plan piloto que debe implementar la renta básica universal (RBU) en Catalunya.

Fuente:

El Periódico, 30/11/2021

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí