Dejar de fabricar cigarrillos si quiere resolver el problema

La Red Europea de Prevención del Tabaquismo insta a la industria a “dejar de fabricar cigarrillos si quiere resolver el problema”

0
112

El presidente de la Red Europea de Prevención del Tabaquismo (ENSP, por sus siglas en inglés), el español Francisco Rodríguez, considera que, si la industria “quiere resolver el problema, lo que tiene que hacer es dejar de fabricar cigarrillos y punto”.

Así se pronunció en declaraciones a Servimedia tras conocerse que el Ministerio de Sanidad ha censurado al Ayuntamiento de Teguise (Las Palmas) por alcanzar acuerdos con la tabaquera Philip Morris a través de la campaña ‘La Graciosa sin humo’, que lanzó en junio para convertir a la isla en el primer territorio español con la certificación ‘Cultura libre de humo’ de la compañía TÜV Austria, contraviniendo así el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT OMS) y las directrices del propio Ministerio sobre las alternativas al tabaco a las que se alude en el proyecto.

El también expresidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), socio de dicha red, subrayó que este intento de “lavado de imagen” de la multinacional ha generado “una reacción tremenda y una oposición muy grande” que ha traspasado fronteras y cuyos impulsores han recabado apoyos incluso de 151 organizaciones de 53 países y profesores de salud pública de todo el mundo, que exigían el fin de la iniciativa.

“Hay tanto interés en parar esto de raíz para que no se repita, porque, si esto le sale bien a Philip Morris, lo intentará en otras partes”, espetó, convencido de que, “lo peor es que, en este caso, intentan ser parte de la solución a un problema que crean ellos”. “La solución la van a poner los médicos o la gente que trabajamos en salud pública, pero no los que han ocasionado el problema”, advirtió, para lamentar las “continuas violaciones del CMCT OMS”, suscrito por España y la UE y que prohíbe a las instituciones públicas “recibir dinero y cualquier tipo de subvención, así como las colaboraciones con la industria del tabaco” con el fin de “impedir su interferencia en las políticas de salud pública”.

En este sentido, criticó que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Teguise haya rechazado la petición de los grupos de la oposición para que el proyecto inicial se “modificase” con el objetivo de que la campaña pudiera ser coordinada desde el CNPT e impulsada por la Consejería de Sanidad de Canarias sin la participación de la tabaquera y decidiese “dejarlo como estaba por intereses ocultos de quien sea”, hecho que estimó “muy difícilmente justificable”.

IDEA MUY BUENA

“Si se reconduce, es una idea muy buena para hacer un ensayo de una isla sin humo, porque La Graciosa tiene 700 habitantes, no tiene carreteras asfaltadas y es un paraíso de la ecología y que, en una isla de estas características, se prohíba fumar es una idea muy buena, pero quien la ha tenido es Philip Morris”, puntualizó, para explicar que la campaña, que ha concluido, incluía una recogida de colillas en la playa o la prohibición de fumar en el parque infantil, el Ayuntamiento, el campo de fútbol y el cementerio de la localidad, espacios en los que, además de que ya estaba prohibido el tabaco, sí se podían utilizar productos alternativos como el cigarro electrónico o el tabaco calentado, fabricados por la compañía.

Así, Rodríguez valoró la “tremenda” llamada de atención por parte del departamento de Carolina Darias al ayuntamiento canario, al que ha exigido que aplique “la legalidad internacional”, recordándole que “las alternativas” al tabaco a las que se alude en la campaña “no se encuentran respaldadas por la evidencia científica” y son contrarias al posicionamiento del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud en relación con estos productos.

Además, Sanidad se ha dirigido a la empresa TÜV Austria para precisarle que su supuesto “protocolo” de certificación Smoke-Free Culture “no está en conformidad con las directrices del ministerio”, tal y como en un principio aseguraba en su web, por lo que la empresa tuvo que retirar esta afirmación de su página, según recordó el especialista.

“Como presidente de la red europea, la respuesta de Sanidad es un orgullo, porque nosotros somos una ONG, no tenemos dinero, pero Philip Morris ha invertido en esto muchísimo y les ha salido mal”, defendió Rodríguez, que se ha dirigido también al ayuntamiento canario para solicitar que retire “ya” de su página web el logo de la multinacional, a la que, a su entender, “le interesa mucho esta colaboración” a pesar de que, sin embargo, no se ha traducido en “ningún cambio en la isla”, donde, a su parecer, “hay tanto humo como antes”.

“Querrá mostrar que está con la cultura, pero es responsable de muchos muertos, mucho sufrimiento y mucho dolor, porque en España mueren 60.000 personas al año por tabaco”, abundó, para insistir en que Philip Morris, “con todo el derecho del mundo, defiende sus cuentas y gana muchísimo dinero, mientras al Estado le cuesta más tratar a los enfermos que ocasiona el tabaco que el beneficio que obtiene de los impuestos que recauda con él”.

Junto a ello, recordó que en España fuma un 25% de la población, por lo que aseguró que “lo normal es no fumar” y denunció que esta campaña haya pretendido “normalizar” este hábito cuando “lo importante es desnormalizarlo y acabar con la condescendencia hacia la industria del tabaco”. Y ello, a pesar de que para ésta resulta “crucial buscar un producto menos tóxico, porque la mitad de sus clientes se les mueren y tienen que hacer algo para mantener su negocio, que es la nicotina”, concluyó.

(SERVIMEDIA)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí