El presidente de la Diputación exige al Gobierno un fondo para paliar «el agujero» por eliminación de plusvalía

0
51

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha exigido este jueves al Gobierno central la creación, de forma «urgente», de un fondo de compensación que palie «el agujero presupuestario» que supondrá para los ayuntamientos la eliminación del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, conocido como plusvalía. En el caso de la provincia, ha cifrado esa merma en 170 millones anuales de media.

En su intervención en Torremolinos (Málaga) en la jornada sobre el 40 aniversario de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), ha señalado que una vez que el Tribunal Constitucional ha anulado este impuesto «y siendo un mecanismo creado por el Estado precisamente para compensar el desequilibrio en la financiación de los ayuntamientos; lo que corresponde de inmediato es compensar esta pérdida, eso a corto plazo, y empezar a trabajar en un nuevo mecanismo que permita compensar la infrafinanciación de las entidades locales».

«El fin último debe ser que no haya ninguna asunción de una competencia, propia o impropia, sin su mecanismo de financiación correspondiente», ha subrayado el presidente provincial, quien ha advertido de que la eliminación de este impuesto supone que los ayuntamientos de la provincia dejen de ingresar, de media, 170 millones de euros al año.

«Una cantidad que realmente dejarán de percibir los ciudadanos a través de los servicios que prestan las entidades locales», ha recalcado. Además, el también alcalde de Rincón de la Victoria (Málaga) ha valorado que durante los 40 años de historia de la FEMP «los ayuntamientos se han consolidado como las administraciones más próximas y cercanas al ciudadano».

Son, ha dicho, «la primera puerta a la que tocar, el primer lugar al que acudir ante cualquier dificultad o traba administrativa». «Los ayuntamientos han evolucionado desde entonces, pasando de ser meros gestores de servicios públicos hasta convertirse en administraciones todoterreno, cada vez con más competencias que, sin embargo, no han venido acompañadas de su financiación correspondiente», ha recalcado.

Por ello, ha pedido que desde la FEMP y desde las administraciones locales, «desde el municipalismo, se alce la voz, sin distinciones de partidos o ideologías, para que se aborde una financiación local justa».

En este sentido, ha hecho hincapié en que desde la Diputación de Málaga «se hace un esfuerzo presupuestario tanto por un criterio político de reforzar la autonomía local como para hacer frente a esa infrafinanciación»; de tal forma que desde 2012, la institución provincial ha transferido a los ayuntamientos de la provincia más de 650 millones de euros, de los cuales 150 millones han sido transferidos desde el inicio de la pandemia.

Sigue nuestras Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí