El Gobierno aprueba un plan para promover el uso de la bicicleta

El Gobierno aprobará hoy en el Consejo de Ministros la Estrategia Estatal por la Bicicleta, con la que pretende dar un impulso decidido a este medio de transporte a través de infraestructuras que incentiven su elección, al convertir en seguras y cómodas las vías para los ciclistas, con su promoción directa en las empresas para sus plantillas, la sensibilización en los colegios o, incluso, como fórmula para el turismo.

0

Así lo avanzó este lunes el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, durante la presentación del plan en compañía de la secretaria general de Transportes y Movilidad, María José Rallo, y Antonio Pérez Peña, responsable de una oficina creada ad hoc en seno del Ministerio para coordinar e impulsar todo el abanico de medidas que haga posible su fomento entre la distintas administraciones públicas y privadas,

“La única manera de que la bicicleta se abra camino en nuestra sociedad es con el apoyo, el compromiso y el impulso de todas las administraciones competentes en movilidad porque es lo que necesitan los ciudadanos que aún no se atreven a usarla”, explicó Ábalos, animando a todas las administraciones públicas, asociaciones y empresas del sector a “que se sumen al efecto bicicleta” y “unan fuerzas”.

En su invitación, apuntó que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia enviado a Bruselas incluye una partida de casi 3.000 millones de euros para la movilidad sostenible y segura que prevé la creación de zonas de bajas emisiones, itinerarios peatonales y también para la promoción del uso de la bicicleta, y alentó por ello “a todas las administraciones competentes a que presenten propuestas que apuesten por esta movilidad activa”.

Se trata, dijo, de recibir propuestas “que podamos subvencionar porque en sus manos está dibujar ese boceto transformador de nuestra fisonomía urbana, donde la bicicleta tenga el espacio que realmente puede promover ese cambio de hábitos entre todos”.

La secretaria de Estado explicó que el plan pivota sobre cinco prioridades: aumentar la cuota modal de la bicicleta en la movilidad cotidiana, promover la vida saludable mediante su utilización, aprovechar y promover el potencial del cicloturismo pudiendo con ello potenciar la actividad económica en muchos territorios, y fomentar y proteger el ocio y el deporte en bicicleta, a la vez que se coordina la acción del Estado en el fomento de la bici desde el Ministerio con el resto de agentes y administraciones.

Rallo la enmarcó dentro de la Estrategia de Movilidad Sostenible, Segura y Conectada 2030, detallando que se ha estructurado en 10 áreas temáticas que se concretan en 28 bloques de acción para crear el “efecto bicicleta”. “Si tuviéramos que resumir de manera sintética qué es lo que pretendemos con esta estrategia, sería el conseguir que el uso de la bicicleta sea fácil y sea seguro para todos los usuarios”, apuntó.

Las líneas de actuación van desde conseguir la “sensibilización, formación e información a la ciudadanía” para dar a conocer las ventajas y los beneficios de la movilidad activa desde los más jóvenes a los mayores, sensibilizando además sobre el respeto a los ciclistas “tanto en los medios de comunicación como en la escuela”, a promoverlo de forma directa en las empresas como método de transporte para sus plantillas.

Entre los ejes de actuación se incluye también su fomento como herramienta para tener una vida más saludable; adoptar la infraestructura necesaria, tanto con carriles para bicicleta como en las conexiones con otros métodos de transporte como el ferroviario o la disposición de aparcamientos; y promover el sistema de alquiler y préstamo.

Rallo explicó que promover la seguridad es aquí “clave” y toca abordarla desde el doble punto de vista de prevención de accidentes como de seguridad frente al robo, abundó en que se fomentará el cicloturismo mediante la creación de redes y rutas, se apoyará a la propia industria vinculada a este método de transporte y se fomentará la colaboración de empresas a través de sus programas de responsabilidad social corporativa.

Según expuso, se atiende a una oportunidad y necesidad ya que casi el 90% de la población española sabe montar en bicicleta -34 millones de ciudadanos-, el 54,5% tienen bicicleta para su uso personal, el 50,7% la usan con alguna frecuencia y en el último año han surgido 700.000 nuevos usuarios, coincidiendo con la pandemia y la necesidad de tener transportes individuales. Además, reparó en que el pasado año se vendieron 1,5 millones de bicis, “casi el doble del número de vehículos turismos vendidos” y un 20% más que en el 2019.

El Ministerio tomó hace un año el liderazgo del plan, en el que ya se trabajaba junto a otros ministerios, y ha creado una Oficina General de la Bicicleta para coordinarlo. En la elaboración del plan también han trabajado la Dirección General de Tráfico (DGT), las entidades locales aglutinadas en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y asociaciones como ConBici, Red de Ciudades por la Bicicleta y la Mesa Española de la Bicicleta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí