Una de cada tres muertes por calor se debe al calentamiento global

El sureste de Asia y el centro y el sur de América son las regiones más afectadas, según un estudio

0

Más de un tercio de las asociadas al calor se atribuye al calentamiento global inducidor por los seres humanos, con América Central y del Sur y el sudeste asiático como regiones más afectadas.

Ésta es la conclusión de un estudio -el más grande de su tipo- dirigido por la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (Reino Unido) y la Universidad de Berna (Suiza) en el marco de la Red de Investigación Colaborativa MCC.

El estudio se basa en datos de 732 municipios de 43 países de todo el mundo y muestra por primera vez la contribución real del cambio climático provocado por el hombre al aumento de los riesgos de mortalidad debido al calor.

En general, el trabajo indica que un 37% de todas las muertes relacionadas con el calor en los últimos periodos estivales fueron atribuibles al calentamiento del planeta debido a actividades antropogénicas.

Este porcentaje de muertes relacionadas con el calor atribuidas al cambio climático inducido por el hombre fue más alto en América Central y del Sur (hasta el 76% en Ecuador o Colombia, por ejemplo) y el sudeste asiático (entre un 48% y el 61%).

Además, el estudio aporta datos de muertes por el cambio climático de origen humano en ciudades específicas, con 136 muertes adicionales al año en Santiago de Chile (un 44,3% del total de muertes relacionadas con el calor en ese municipio), 189 en Atenas (26,1%), 172 en Roma (32%), 156 en Tokio (35,6%), 177 en Madrid (31,9%), 146 en Bangkok (53,4%), 82 en Londres (33,6%), 141 en Nueva York (44,2%) y 137 en Ho Chi Minh (48,5%).

Los autores dicen que estos hallazgos son una evidencia más de la necesidad de adoptar políticas de mitigación sólidas para reducir el calentamiento futuro e implementar intervenciones para proteger a las poblaciones de las consecuencias adversas de la exposición al calor.

“La proporción de muertes relacionadas con el calor seguirá creciendo si no hacemos algo contra el cambio climático o nos adaptamos. Hasta ahora, la temperatura global promedio solo ha aumentado en aproximadamente 1°C, que es una fracción de lo que podríamos enfrentar si las emisiones continúan creciendo sin control”, recalca Ana M. Vicedo-Cabrera, de la Universidad de Berna y primera autora del estudio.

IMPACTOS EN LA SALUD

El calentamiento global afecta a la salud de varias maneras, desde impactos directos vinculados a incendios forestales y climas extremos hasta cambios en la propagación de enfermedades transmitidas por vectores, entre otros. Quizás lo más llamativo es el aumento en mortalidad y morbosidad asociadas al calor.

Los escenarios de condiciones climáticas futuras predicen un aumento sustancial de las temperaturas medias, con episodios extremos como las olas de calor que provocarán futuros aumentos en la carga sanitaria relacionada. Sin embargo, no se ha realizado ninguna investigación sobre hasta qué punto estos impactos ya se han producido en las últimas décadas hasta ahora.

El nuevo estudio se centró en el calentamiento global provocado por ellos seres humanos a través de un estudio de detección y atribución que identifica y atribuye los fenómenos observados a los cambios en el clima y el clima.

Específicamente, los investigadores examinaron las condiciones climáticas pasadas simuladas en escenarios con y sin emisiones antropogénicas, lo que les permitió separar el calentamiento y el impacto relacionado con la salud relacionado con las actividades humanas de las tendencias naturales.

La mortalidad relacionada con el calor se definió como el número de muertes atribuidas al calor que ocurren a exposiciones superiores a la temperatura óptima para la salud humana, que varía de un lugar a otro.

Si bien en promedio más de un tercio de las muertes relacionadas con el calor se deben al cambio climático inducido por el hombre, el impacto varía sustancialmente entre las regiones. Las víctimas del calor relacionadas con el clima oscilan entre unas pocas docenas y varios cientos de muertes cada año por ciudad, dependiendo de los cambios locales en el clima en cada área y la vulnerabilidad de su población. Curiosamente, las poblaciones que viven en países de ingresos bajos y medianos, que fueron responsables de una parte menor de las emisiones antropogénicas en el pasado, son las más afectadas.

En Reino Unido, un 35% de las muertes relacionadas con el calor podrían atribuirse al cambio climático inducido por el hombre, que corresponde a aproximadamente 82 muertes en Londres, 16 muertes en Manchester, 20 en West Midlands o 4 en Bristol y Liverpool cada verano.

“Éste es el mayor estudio de detección y atribución sobre los riesgos actuales del cambio climático para la salud. El mensaje es claro: el cambio climático no solo tendrá efectos devastadores en el futuro, sino que todos los continentes ya están experimentando las nefastas consecuencias de las actividades humanas en nuestro planeta. Debemos actuar ahora”, explica Antonio Gasparrini, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí