26.6 C
Málaga
sábado, junio 12, 2021

Época de comuniones, época de ilusiones

Más leídos

Por fin llegó la primavera y con ella la etapa de las comuniones, por cierto, mi compañero de trabajo me ha invitado a la comunión de su hijo. Una bonita fiesta que a casi todos nos gusta. Cuando recibí la invitación vinieron a mi cabeza dos preocupaciones, una de ellas las medidas de higiene y prevención que se van a llevar a cabo (mascarilla, distancias…) y la segunda fue donde buscar regalos para comuniones. Parece una cosa secundaria, pero hay veces que se convierte en un autentico problema. Quisiera regalarle algo original, que no sea tecnológico, algo que recuerde el resto de su vida. Seguro que hay empresas que han pensado ya por mí y se encargan de todo lo necesario para facilitarme el regalarle algo personal y divertido. Sobre todo empresas online que son más económicas y me ahorran los desplazamientos.

Esta ocasión es muy especial para un niño/a y también para sus padres.

Recuerdo mi Primera Comunión como un momento cargado de muchas ilusiones y espectativas, aunque también de muchos miedos: No me puedo equivocar en la ceremonia, todos me estarán mirando, vendrán todos mis amigos… Esto eran algunos de los temores que me surgían.

Los niños/as realizan la Primera Comunión entre los siete y doce años, aunque la edad ideal sean los diez. Este momento requiere de una larga preparación, por una parte, la espiritual que tiene una duración (catequesis) de uno o dos años, en donde se aprenden unos valores éticos, morales y espirituales de la Iglesia. Apareciendo también el compromiso de los padres, que tienen que acompañarlos y guiarlos para que estos valores se vayan inculcando. En esta edad ya los niños/as empiezan a tener criterio propio y tomar decisiones por si mismos. Y una segunda parte no menos importante, la preparación del convite, el vestuario, las fotos, los regalos a los invitados, la lista de invitados y un largo etc., que nos tendrá “ocupados” durante un tiempo.

Los niños/as esperan impacientes este día tan especial e inolvidable, ellos sienten este momento como un cambio de etapa en su vida. Todo lo que pase ese día será recordado para siempre, todo es importante: La ceremonia, el vestido, la fiesta, los regalos, los amigos, las fotos… ¡Todo tiene que salir bien! Cualquier cosa que desencaje y rompa la armonía, será motivo de desilusión.

Ante este evento los niños y niñas reciben con especial alegría la llegada del día. Es una fiesta familiar en donde todos disfrutan, desde los abuelos hasta los nietos. La ciudad además también acompaña, ya que no hay cartel, ni escaparate, ni publicidad que no esté recordándonos constantemente la época de las comuniones. Además de convertirse en el tema de conversación en las peluquerías, tiendas del barrio…

El año pasado 2020 estuvimos confinados y por ello muchas familias aplazaron sus celebraciones. Espero que este años 2021 muchos niños y niñas puedan cumplir sus sueños preparando ese día tan especial como es la primera comunión, que reciban sus regalos y por supuesto respetando todas las medidas necesarias y preventivas que marca la ley.

- Publicidad -

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimos artículos

Ir a la barra de herramientas