Por qué deberíamos donar más y donar mejor

En otras palabras: a pesar de todas las crisis que recordamos de estas décadas, somos más de tres veces más ricos que hace 50 años.

0
96

Pablo Melchor, presidente de la fundación Ayuda Efectiva

Pandemia, ERTEs, crisis económica: en España estamos fatal… ¿o no? En general, la percepción que tenemos de nuestra situación se basa en compararnos con momentos cercanos (p.ej. “¿estoy mejor o peor que el año pasado?”) y personas a las que tenemos cerca (“¿tengo más o menos que los de aquel otro barrio?”). Sin embargo, si pudiéramos mirarnos con un poco más de perspectiva, veríamos que las cosas son muy diferentes.

Empecemos por el factor tiempo. Entre 2008 y 2013, durante la crisis económica, el PIB per cápita en España (ajustado por la inflación para poder comparar el poder adquisitivo real), se redujo casi un 6%. La caída a causa de la COVID-19 está siendo mucho mayor. Pero lo que no solemos tener en cuenta es que, entre 1970 y 2013, por ejemplo, nuestro PIB per cápita (de nuevo, ajustado para tener en cuenta la inflación) creció más de un 240%. En otras palabras: a pesar de todas las crisis que recordamos de estas décadas, somos más de tres veces más ricos que hace 50 años.

Ya hemos visto qué ocurre cuando ampliamos un poco el rango de tiempo en el que observamos nuestra evolución. ¿Qué pasaría ahora si, en lugar de compararnos con la gente de ese otro barrio más rico, pudiéramos ver la Tierra desde el espacio y compararnos con los otros 7.800 millones de personas? De nuevo, nos sorprenderíamos: un español medio, cobrando 19.000 € netos al año, forma parte del 5% de personas con mayores ingresos del planeta. Puedes hacer el cálculo para tu situación personal en esta calculadora.

Si tenemos una cierta inquietud por ayudar a los demás, la realidad es que podemos hacer muchísimo sin que nuestro nivel de vida se resienta de forma notable. Partiendo de esa premisa, el filósofo de la Universidad de Oxford Toby Ord creó en 2009 Giving What We Can, una comunidad de personas que se han comprometido a donar al menos un 10% de sus ingresos anuales a organizaciones benéficas efectivas. Entre los más de 5.000 miembros de Giving What We Can se encuentran el nobel de economía Michael Kremer, el profesor de ética de Princeton Peter Singer o el tenista neozelandés Marcus Daniell. Es muy inspirador ver cómo crece esta comunidad de personas que han decidido donar más.

Sin embargo, Giving What We Can insiste también en la necesidad de donar mejor. ¿Importa realmente a qué organización dones? La respuesta es que sí importa y mucho: algunos programas humanitarios, por ejemplo, son cientos de veces más efectivos que otros. “Efectivos” parece una palabra un poco técnica: lo que significa realmente es que, con unos mismos recursos, algunos programas salvan muchas más vidas o ayudan mucho más a más personas. Si has decidido donar, puedes lograr un impacto muchísimo mayor si eliges programas muy efectivos.

Evidentemente, dentro de España encontramos todo tipo de situaciones personales. Sin embargo, cuando levantamos un poco la vista, parece claro que, en general, podemos donar más y donar mejor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí