La importancia de realizar una citología

0

Para empezar, dejemos claro que una citología cervicovaginal no es mas que una prueba rutinaria que se suele realizar, por regla general, anualmente en tu revisión ginecológica.

Si deseas realizarte una citología en Málaga, te recomendamos que visites la Clínica-Pérez Bryan  (Centro Ginecológico en Málaga), especialistas desde hace muchos años en todo lo referente a la ginecología y todas las pruebas que derivan de ella.

Recuerda que la citología consiste en la toma de muestras de las células que residen tanto en la vagina como en el cuello uterino.

Es una técnica que se realiza principalmente para el diagnóstico de posibles lesiones que puedan ocasionar cáncer del cuello uterino, aunque también permite la búsqueda y diagnóstico de infecciones vaginales.

¿Cuándo debería hacerme una citología?

Por tu propia salud y de manera regular, en tu revisión anual ginecológica, pero también se recomiendan en los siguientes casos:

  • Recomendación de tu médico, que por regla general suele ser cada uno o dos años.
  • Después de los 65 años, dado que la mayoría de las mujeres se olvidan de seguir realizándose dichas pruebas si las anteriores le salieron negativas.
  • Si encuentras verrugas genitales.
  • En caso de tener extirpado el útero.
  • Si estas empezando una relación sexual y también pasado dos o tres años después de las primeras relaciones sexuales.

¿Qué debo de tener en cuenta antes de realizarme la prueba?

No existen unas medidas concretas, pero los médicos se ponen de acuerdo en determinados aspectos antes de proceder a realizar la prueba:

  • Informar con tiempo si se está utilizando cualquier método anticonceptivo.
  • Informar si estas en tratamiento de quimioterapia.
  • En caso de tener sospechas de estar embarazada.
  • 24 horas antes de la prueba evitar ponerse tampones o cremas vaginales, el uso de óvulos espermicidas ni relaciones sexuales.
  • Si estas menstruando no es posible realizar la prueba, y ésta debe haber acabado mínimo 3-4 días antes de realizar la prueba.

¿En qué consiste la realización de la prueba?

Lo primero, es una prueba que no entraña ningún tipo de riesgo para la paciente, en raras ocasiones puede producirse pequeños sangrados muy escasos y como máximo suele durar 24 horas, y en la mayoría de casos no necesitarás usar un salva slip.

La realización de la técnica consiste en:

  1. Se introduce un espéculo en el interior de la vagina separando las paredes vaginales y visualizando el cuello uterino.
  2. Tras esto realizar una toma de las paredes vaginales o del exudado vaginal en el fondo del saco posterior de la vagina.
  3. A continuación, se realiza una segunda toma, esta vez de la parte externa del cuello uterino.
  4. Para acabar, se coge otra toma del endocérvix, correspondiente al canal del cuello uterino, que comunica el interior uterino con la vagina.
  5. Las tomas realizadas se ponen en el portaobjetos y posteriormente tras la realización de una serie de tinciones, se usa el microscopio para poder ver las células y proceder a realizar un diagnóstico con los datos encontrados.

Con todo esto, esperemos que quede claro la importancia de realizar una citología regularmente.