Juan Carlos I abandona España

El Rey emérito, Juan Carlos I, envió esta tarde una carta a su hijo, Felipe VI, en la que le comunica que abandona España.

0

“Hace un año te expresé mi voluntad y deseo de dejar de desarrollar acividades institucionales. Ahora, guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comunico mi meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España”, dice la misiva.

El Rey emérito, Juan Carlos I, envió esta tarde una carta a su hijo, Felipe VI, en la que le comunica que abandona España “con profundo sentimiento, pero con gran serenidad” .

“Hace un año te expresé mi voluntad y deseo de dejar de desarrollar acividades institucionales. Ahora, guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comunico mi meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España”, dice la misiva.

Don Juan Carlos asegura que su decisión de abandonar España, tras haber salido informaciones periodisticas que le vinculan con presuntos casos de corrupción la toma “con profundo sentimiento, pero con gran serenidad. He sido Rey de España durante casi 40 años y, durante todos ellos, siempre he querido lo mejor para España y la Corona”.

El Rey emérito explica a su hijo, Felipe VI en la carta que la decisión de abandonar España la toma “con el mismo afán de servicio a España que inspiró mi reinado y ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada”. “Deseo manifestarte mi más absoluta disponibilidad para contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones, desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad. Mi legado, y mi propia dignidad como persona, así me lo exigen”.

Por su parte, Felipe VI, en el documento remitido por Zarzuela remarca “la importancia histórica que representa el reinado de su padre, como legado y obra política e institucional de servicio a España y a la democracia; y al mismo tiempo quiere reafirmar los principios y valores sobre los que ésta se asienta, “en el marco de nuestra Constitución y del resto del ordenamiento jurídico”.

La defensa del Rey emérito, Juan Carlos I, asegura en un conciso comunicado de sólo un párrafo que pese al anuncio de que va a trasladar su residencia fuera de España, estará en todo momento a disposición de la justicia española y de la Fiscalía.

Don Juan Carlos ha trasladado a Felipe VI que ha tomado la decisión de abandonar España, según informó esta tarde el Palacio de La Zarzuela.

La carta dirigida a su hijo dice: “Majestad, querido Felipe: Con el mismo afán de servicio a España que inspiró mi reinado y ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada, deseo manifestarte mi más absoluta disponibilidad para contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones, desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad. Mi legado y mi propia dignidad como persona, así me lo exigen”.

“Hace un año te expresé mi voluntad y deseo de dejar de desarrollar actividades institucionales. Ahora, guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comunico mi meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España”.

“Una decisión que tomo con profundo sentimiento, pero con gran serenidad. He sido Rey de España durante casi cuarenta años y, durante todos ellos, siempre he querido lo mejor para España y para la Corona. Con mi lealtad de siempre. Con el cariño y afecto de siempre, tu padre”.

Juan Carlos I toma esta decisión después de que la Audiencia Nacional haya reabierto la investigación de la pieza ‘Carol’ relativa a las grabaciones hechas a su examante, Corinna Larsen, con el excomisario José Manuel Villarejo, de las que se desprende el cobro y traspaso de cantidades millonarias que, aparentemente, nunca tributaron a la Hacienda pública española.

Larsen ha sido imputada y citada a declarar el próximo mes de septiembre. El Rey emérito está siendo también investigado por la Fiscalía suiza. En España, Juan Carlos I no ha sido investigado por el momento dado que la Constitución consagra su inviolabilidad y tan sólo podrían atribuírsele irregularidades a partir de 2014, año en que abdicó en favor de su hijo. Está sobre la mesa la posible comisión de delitos de cobro de comisiones ilegales y blanqueo de capitales.

Servimedia