Beneficios, económicos y de sostenibilidad, que reporta a las empresas la instalación de placas fotovoltaicas

0

Las empresas deben maximizar sus esfuerzos para conseguir ahorrar en cada una de sus áreas. En relación a los servicios de suministro, uno de los mayores costes está relacionados con la electricidad, que sube sus precios constantemente. Una instalación fotovoltaica, es la solución más eficaz para ahorrar costes, una inversión que se recupera en un corto espacio de tiempo

Tener una empresa en pleno siglo XXI no es tarea fácil. A las crisis económicas que se suceden una tras otra, hay que sumarle la alta competencia instaurada en cualquier sector, lo que hace que los empresarios y emprendedores deban calcular cada inversión con cuidado. Cualquier error en los cálculos puede llevar a la organización a la quiebra.

Es de suma importancia que se ahorre en cada una de las áreas de la compañía, sobre todo en la parte dedicada a los suministros, que se llevan una buena parte de los presupuestos mensuales. La electricidad es una de las facturas más altas, por lo que no hay mejor inversión que una instalación fotovoltaica. Geesol Renovables es una empresa de instaladores fotovoltaicos referente en su sector, que consigue que el coste de este gasto mensual se vea reducido notablemente.

¿Qué es la energía fotovoltaica?

La energía solar fotovoltaica se basa en la transformación directa de la luz solar en electricidad, empleando tecnología basada en el llamado efecto fotoeléctrico. Es un tipo de energía renovable y, por tanto, sostenible con el medio ambiente, una alternativa real y eficaz a los combustibles fósiles que tanto daño hacen al planeta.

Esta energía puede generarse en pequeñas instalaciones para autoconsumo en viviendas particulares y en grandes plantas fotovoltaicas. Es decir, aprovecha cualquier infraestructura (tejados, techos de naves industriales, solares… que reciba sol para poder llevar a cabo este tipo de proyectos.

Instalaciones Fotovoltaicas Geesol es una empresa familiar fundada en 2017, con un fuerte compromiso con la conservación del medio ambiente, que decide apostar por ofrecer servicios de energías renovables. Cuentan con un 100 % de clientes satisfechos debido una política de empresa basada en la seriedad, la profesionalidad y la excelencia en el servicio.

Aunque no llevan demasiado tiempo operando en el mercado y su buen hacer les ha convertido en un referente en el sector del autoconsumo en Andalucía. Esta empresa, en continua expansión, también hacen trabajos fuera de la comunidad bajo petición de los clientes de otras áreas geográficas.

Aprovechamiento de las naves industriales para producir energía fotovoltaica

Las naves industriales se presentan como espacios inmejorables para la instalación de estos sistemas de producción de energía eléctrica de forma limpia y renovable. Las dimensiones de los techos se consideran óptimas para colocar las grandes extensiones de paneles que permitan aprovechar la luz solar al máximo, sin ocupar un espacio útil para otras cuestiones.

Por otro lado, el poder colocar estos generadores de electricidad proporciona a los propietarios de la nave industrial un punto de auto consumo para poder abastecer parte o el todo de la energía eléctrica que necesita para sus procesos productivos.

Un aprovechamiento que se llevará a cabo sin costes de peaje, ni acceso a redes. Por otra pare se asegura el suministro de la electricidad que necesita sin riesgos de cortes durante todo el tiempo de vida útil que suelen tener estas plantas, es decir, alrededor de 25 años.

Dependiendo de las dimensiones del tejado industrial y su propio consumo, también es posible la venta o el alquiler de esta superficie a terceros que puedan estar interesados.

¿Qué beneficios aporta la instalación fotovoltaica a las empresas?

La energía eléctrica que se genera a través de los paneles solares fotovoltaicos es inagotable y no contaminante, lo que ya es en sí un valor y un motivo más que suficiente para apostar por ella. Este tipo de tecnología aplicada a las empresas contribuye al desarrollo sostenible. Además, les reporta beneficios económicos, y otros asociados que se verán a lo largo de este artículo.

En los últimos años, los avances tecnológicos en relación a la energía fotovoltaica han propiciado que el coste de instalación y el mantenimiento de los paneles solares haya disminuido notablemente. Por otro lado, su media de vida útil supera los 30 años, por lo que la recuperación de la inversión inicial está más que garantizado en unos años y, a partir de ahí, la energía es gratuita, tan solo soportando pequeños gastos de mantenimiento.

Aumenta el valor de la compañía

Con la energía solar fotovoltaica para autoconsumo eléctrico en las empresas no solo se está recuperando cada euro invertido desde el primer día, también se ganará en ahorro e independencia energética.

Este hecho es vital, el de minimizar los costes en todos los servicios para que la empresa sea rentable y competitiva, pero, también eliminará la posibilidad de tener problemas con el fluido eléctrico por cortes que produzcan paros en la producción al depender de terceros. Pero tal y como se ha señalado, aporta muchos otros beneficios.

Optar por el autoconsumo eléctrico convierte a las organizaciones industriales que sean más sostenibles y eso es un valor en alza hoy en día. El compromiso con el medio ambiente es un activo de valor y la instalación en paneles fotovoltaicos se incluye dentro las acciones de Responsabilidad Social Corporativa. Llevar a cabo este tipo de implementaciones que se comprometen con el medio ambiente mejora la imagen de marca y fideliza y aumenta el número de clientes.

¿En cuánto tiempo se amortiza la inversión?

Muchos empresarios se estarán preguntando en estos momentos cuánto es el tiempo estimado para recuperar la inversión realizada.

Para entender el ahorro económico que supone la instalación de paneles solaresfotovoltaicos en las empresas, hay que entender que la mayoría de las industrias consumen mucha electricidad durante el día, cuando están en funcionamiento, y que es precisamente cuando el precio de la luz es más caro.

Gracias a la instalación de placas solares, las empresas toman el control de su consumo energético. Este uso inteligente de la energía que se genera hace que la amortización se estime en 4 o 5 años, aunque dependerá del tamaño de la instalación. De este modo, apostar por la energía solar fotovoltaica nunca deben verse como un gasto, sino como una inversión a largo plazo en el terreno económico, y una inversión en imagen de marca desde el primer día.