Clece entrega más de 6.000 kilos de alimentos a Osah

0
  • A raíz de la crisis sanitaria, la empresa Clece, a través de su asociación Corazón y Manos, ha realizado una colecta de alimentos entre sus empleados para los más afectados.
  • Fruto de esta recogida, OSAH Española ha recibido más de seis toneladas de alimentos en un acto al que ha asistido el concejal delegado del área de Derechos Sociales, Igualdad, Accesibilidad, Políticas Inclusivas y Vivienda, Francisco Pomares y retransmitido en directo para los empleados de Clece.

Durante la crisis sanitaria, la paralización de la actividad económica en el país ha provocado que muchas personas se encuentren en situación de desamparo. En algunos casos, la situación es aún más crítica al perder por completo los ingresos que mantenía a las familias a flote.

Ante esta emergencia es indispensable que la solidaridad se haga presente en nuestras ciudades, para ayudar a aquellas personas que están pasando necesidad en estos momentos. Por este motivo, Clece, a través de su asociación Corazón y Manos, está llevando a cabo una campaña de recogida de alimentos de manera local, con el compromiso de ayudar al entorno más cercano, donde más se necesita.

Esta campaña anima a sus empleados a donar la cantidad de alimentos que quieran y, al finalizar la recogida, la empresa, a través de Corazón y Manos complementa esta donación doblando la cantidad que se haya recogido. De esta forma, en Málaga se han recaudado más de 6.000 kilos de alimentos. Esta aportación proviene de las donaciones que los empleados del Servicio de Ayuda a Domicilio han realizado, a la que se suma la donación de Corazón y Manos hasta llegar a esta generosa cantidad, que servirá para reforzar la atención a aquellas familias y personas que están pasando por una situación de necesidad.

Durante una semana, tanto auxiliares como familiares de usuarios del Servicio de Ayuda a Domicilio de Málaga, gestionado por Clece, han ido aportando su granito de arena hasta llegar a la cantidad donada.

La entrega de estos alimentos se ha realizado en un emotivo acto al que ha asistido el concejal delegado del área de Derechos Sociales, Igualdad, Accesibilidad, Políticas Inclusivas y Vivienda, Francisco Pomares. Además, se ha retransmitido por streaming para los empleados de Clece, en el marco de un evento virtual que la empresa ha celebrado para dar la bienvenida a la nueva normalidad.

Pero si hay algo que tienen claro los empleados de Clece de la Asociación Corazón y Manos es que esta acción solidaria no es algo que se deba parar aquí. En palabras de Kader Djebbour, delegado de la zona de Andalucía Central, “esta donación es el comienzo de algo que debe de durar los 365 días del año, porque la solidaridad no debe ser algo de un solo día”.

Al igual que en Málaga, esta acción se ha estado realizando durante los meses de crisis sanitaria en otros Servicios de Ayuda a Domicilio gestionados por Clece de provincias como Sevilla, Córdoba o Jaén.

Clece, con una plantilla de más de 85.000 empleados en España, Portugal y Reino Unido, trabaja para mejorar la calidad de vida de más de un millón de personas a través del mantenimiento y limpieza de edificios, cuidado de entornos urbanos como parques y jardines y gestión de servicios sociales como residencias para mayores, escuelas infantiles y el Servicio de Ayuda a Domicilio. En Málaga, además del Servicio de Ayuda a Domicilio, también gestiona escuelas infantiles en Mijas, Rincón de la Victoria o Alhaurín de la Torre, entre otras, además de la gestión de residencias de Mayores en las localidades de Cuevas de San Marcos, Faraján y Villanueva del Trabuco.

El éxito de Clece no reside solamente en su modelo de negocio diversificado, sino en su fuerte compromiso social. Fruto de esta inquietud surge en 2017 la Asociación Corazón y Manos por iniciativa de un grupo de trabajadores de la empresa. Esta asociación tiene la misión de apoyar a personas en situación de emergencia social del entorno más cercano, contribuyendo al bienestar, a través de proyectos solidarios. Corazón y Manos también colabora con asociaciones del Tercer Sector en la atención a colectivos socialmente vulnerables, como personas en riesgo de exclusión social o víctimas de violencia de género.