Málaga se lanza a la construcción de más de 10.000 viviendas de nueva obra

0

La pandemia ha inmovilizado muchos sectores durante varios meses, pero con la nueva normalidad en camino, la ciudad de Málaga se ha puesto las pilas para empezar a ejecutar nuevos planes de construcción. Este sector, como el inmobiliario, es de los que más dañado se ha visto por el confinamiento y las necesarias medidas de seguridad, pero la provincia malagueña ha dispuesto un plan con el que estimularlo de nuevo y potenciarlo durante toda una década.

El pistoletazo de salida ya se ha dado en la capital malacitana con la tramitación de un plan de obra nueva en Málaga con el que se persigue ejecutar hasta 14.000 viviendas durante los próximos 10 años. La intención, de cara a 2030, es que estos inmuebles no solo estén construidos para entonces, sino también que posean propietarios que puedan disfrutar de todas las bondades que ofrecerán.

El nuevo plan de construcción de vivienda en Málaga arranca en 2020

A pesar de la COVID-19, lo cierto es que el sector del ladrillo se presenta bastante robusto en la ciudad malagueña. De hecho, los especialistas auguran que, en caso de haber algún tipo de retroceso a consecuencia de lo acontecido en la primera mitad de 2020, este no será demasiado relevante ni peligroso. No en vano, ya se están poniendo en marcha los nuevos planes de ejecuciones de vivienda, que tienen previsto empezar a construirse en el menor plazo de tiempo posible.

Con el nuevo escenario que se dibuja en el futuro, sumado al Plan General de Ordenación Urbanística activado ya en agosto de 2011 en la ciudad y a las grandes operaciones que están planeando diferentes constructoras, el sector va a estar ahora más vivo que nunca. La propia consultora Savills Aguirre Newman señalaba recientemente cómo la ciudad se encuentra en una situación perfecta para el crecimiento en la construcción y el sector inmobiliario.

De hecho, la idea es elevar la cifra por encima de las 10.000 nuevas viviendas construidas en diferentes puntos clave de la localidad. Ni el confinamiento, ni la pandemia pueden parar un plan de crecimiento urbanístico y reordenación de la ciudad que quiere permitir más opciones de alojamiento tanto a propios como extraños en Málaga.

Los puntos clave del nuevo crecimiento inmobiliario en Málaga

La mayoría de las obras nuevas de Málaga que se van a llevar a cabo en la ciudad miran directamente a lugares tan relevantes como la Térmica, el paseo de Martiricos, la Repsol o incluso Torre del Río. Son algunos de los enclaves más importantes de esta célebre capital, y en ellos ya se está planteando la construcción de viviendas con un claro enfoque moderno e innovador a nivel arquitectónico.

Aunque no solo de viviendas trata este plan de construcción. Una de las ideas que está en proceso de tramitación para su inminente ejecución es la elaboración de un parque de 65 kilómetros cuadrados, acompañado también de la construcción de un máximo de algo más de 1.300 viviendas con un buen porcentaje de VPO para las familias que las necesiten.

Un planteamiento interesante el que se dibuja en líneas generales para la ciudad malagueña. No obstante, todavía queda por determinar el objetivo que tendrán todos los inmuebles y construcciones que se van a realizar en los próximos años en la ciudad, ya que el alcalde tiene previsto fijar muchos de ellos a la actividad empresarial, implantando oficinas y demás instalaciones para facilitar el trabajo de diferentes sectores profesionales.

No en vano, uno de los principales focos de estas nuevas obras va a ser el Parque Tecnológico de Andalucía, en el que se estima que se asentará un nuevo barrio con más de 5.000 viviendas ideales para todos los trabajadores de las empresas que se encuentren en la zona.

Nueva viviendas a largo plazo, con propuestas a corto

Aunque muchos de los planes que se vislumbran miran a un periodo máximo de finalización de una década, hay otras nuevas viviendas que ya están empezando a abrir sus puertas en la ciudad. De hecho, el número de viviendas de nueva obra en Málaga provincia no hace más que crecer a un ritmo semanal. La ciudad costera no descansa en su afán por ofrecer un lugar en el que vivir o quedarse a cada vez más personas.

Tanto en venta como en régimen de alquiler. Ambas opciones se abren a todos aquellos que quieren empezar a vivir en la ciudad, o simplemente quieren cambiar de domicilio en esta para aspirar a unas condiciones de vida mejores. Málaga sigue creciendo a un ritmo imparable, y lo hace con unas casas, pisos, apartamentos y chalets cada vez más sorprendentes.

¿Cuánto podrá cambiar en una década? Es difícil vaticinarlo, pero con 14.000 obras ejecutadas, desde luego el paisaje va a mostrar un perfil muy distinto al que se puede ver en la actualidad.