Internet anónima

0

El anonimato es algo deseado por todos los internautas, pero quedan muchas dudas sobre si será posible o, si los métodos que ahora puede garantizarlo no tendrán sus días contados. La verdad es que por mucho nick o avatar que se use, nadie es completamente anónimo en la red. Es bastante sencillo rastrear a un usuario en la red para conocer su identidad, algo que por otro lado hacen la fuerzas y cuerpos de seguridad del estado cuando se ha cometido algún delito, o los mismos departamentos de Recursos Humanos de las compañías cuando quieren conocer algo de un aspirante y les basta con entrar en internet para conocer lo que de él necesiten.

No obstante, existen aún diversos métodos para mantener nuestro anonimato, y salvaguardar nuestra privacidad, cuando navegamos o participamos en comunidades y plataformas online.

Quizás la forma más radical de garantizar su privacidad en internet sea el navegador Tor. La red Tor, distribuida por todo el planeta, redirige el tráfico web por múltiples servidores y hace que las direcciones IP sean anónimas. Además de facilitar el acceso a sitios que están bloqueados en determinados países y a la deep web, Tor protege sus comunicaciones y evita que otra persona pueda saber qué sitios visitan o cuál es su ubicación física. El navegador Tor, pre configurado para mantener el anonimato, puede utilizarse tanto en Windows como en MacOS o GNU/Linux. Eso sí, para que este navegador funciones a la perfección sus creadores aconsejan que no habiliten ni instalen plugins ya que podría revelar su dirección IP. ¿Pero, realmente existen formas para mantener el anonimato en internet?

Por supuesto, y si no quieren dejar de utilizar su navegador habitual, Chrome o Firefox, por ejemplo, también pueden realizar algunos pequeños ajustes para mejorar su privacidad. El objetivo es reducir la cantidad de información que recoge el navegador: el autocompletar de los formularios, el almacenamiento automático de contraseñas, los datos de navegación o, por supuesto, las cookies, es información que retiene el navegador sobre ustedes.

También, en los navegadores convencionales, se puede usar otra opción como es la ventana de incógnito. Cuando naveguen en privado, otros usuarios que utilicen el dispositivo no podrán ver su actividad, ya que no se guardará ni el historial de navegación ni la información introducida en los formularios. Para abrir una pestaña privada en Chrome, por ejemplo, deben ir al menú de los tres puntitos en la esquina superior derecha y seleccionar “nueva ventana de incognito”. También pueden utilizar esta combinación de teclas: Ctrl + Mayús + N. Lo mejor en estos casos un tanto delicados, es recurrir a un profesional y entrar en VPNoverview y dejarse guiar por ellos. Siempre acertarán.