Consejos del Doctor Juan Pedro Cobalea: ¿Qué afecciones pueden sufrir nuestros jóvenes en el confinamiento?

Hoy queremos transmitirles los consejos de un médico el Doctor Juan Pedro Cobalea, médico de medicina general y master universitario en Medicina Naturista y médico escolar en el Equipo de Orientación Educativa Málaga Sur, en el distrito siete de la Carretera de Cádiz.

0

Es todo un experto en aconsejarnos sobre los problemas que pueden surgir con nuestros hijos, durante este largo confinamiento, según el doctor Juan Pedro Cobalea, el confinamiento está afectando muchísimo a nuestros jóvenes si tenemos en cuenta que en España son más de ocho millones de jóvenes menores de 18 años.

Respecto a las afecciones que se están produciendo o se pueden producir en nuestros hijos, en primer lugar a nivel psíquico o de conducta que podemos resumir de una manera general, se puede producir ansiedad o estrés, alteraciones en el sueño, irritabilidad o rebeldía, cambios de humor y dificultades en la regulación emocional y conductual de una manera más específica en los jóvenes y niños.

La segunda afectación serían los problemas que pueden producir este confinamiento a nivel corporal y de funcionamiento físico por la falta de ejercicio, se habrá producido en algunos casos aumento de peso, sobre todo si el niño o niña adolescente ya tenía problemas de obesidad, para ello lo más recomendable es que hagan cualquier actividad física, si se tiene algún aparato en la casa, y si no, baile, zumba o cualquier tipo de actividad física, los ayudara mucho

También se habrá producido una mala regulación metabólica y más particularmente en niños que padezcan de diabetes, el problema va a ser aquí menor porque la mayoría de los diabéticos llevan un control exhaustivo médico y una educación diabeto lógica por parte del Hospital Materno Infantil, por ello no debía afectarles mucho en este caso porque los niños con diabetes y sus padres están bien preparados y formados por el personal que sigue trabajando para resolverles cualquier problema, además al haber un menor nivel de ejercicio también hay menos necesidad de insulina y esto conlleva el tener que hacer frecuentemente controles de glucosa.

Otro aspecto a tener en cuenta es que se pueden padecer trastornos de estreñimiento, si no lo hemos compensado con una alimentación rica en residuos, como verduras, legumbres, frutos secos, frutas y alimentos integrales, entonces el chico o chica que tuviera una alimentación regular, si la familia no aprovecha mejorarla estos días pueden sufrir este problema añadido, pero hay más también relacionado con la falta de ejercicio, la estancia en tensión.

Utilizar nuestros equipos tecnológicos, móviles, Tablet, ordenadores, televisores, nos pueden dar problemas también para ello hay que compensarlo con una buena higiene corporal, es decir cambiando de postura frecuentemente, no sentándonos mal, torcidos, con la espalda curvada, ladeados, tenemos que mantener las piernas rectas, por el bien de nuestros músculos y articulaciones, porque estas posturas pueden dar lugar a derivaciones de columna, contracturas, dolores de cuello hombros etcétera

Por otro lado la insuficiente toma de sol que se está dando en muchas casas que no disponen de terrazas o patios, esto es peligroso y debíamos de compensarlo con preparados polivitamínicos, sobre todo insistiendo que fueran ricos en vitamina D, ya que cuando no tomamos suficiente el sol, se produce una deficiencia de esta vitamina tan importante, por ello hay que compensarlo tomando un preparado que se puede comprar perfectamente en cualquier farmacia, y aunque ya a partir de este domingo van los niños y niñas a salir una hora diaria, no estaría de más ayudarles con esta vitamina D.

También es muy importante que extrememos la limpieza en las casas, para sí eliminar cualquier germen que pueda habitar en ella, siempre manteniendo un buen nivel de ventilación en casa y si por desgracia tuviésemos algún familiar en cuarentena aislar totalmente a los niños tal como explican las normas establecidas.

Y por ultimo añadir que en la infancia y en la juventud se puede dar una sobrecarga de la vista y el oído por causa de estar más tiempo viendo la televisión, tablet, ordenador, teléfono móvil, todo esto puede acarrarnos problemas de vista por hacerla trabajar tanto a una distancia tan corta y con una iluminación sobreañadida, por ello debemos descansar la vista de cuando en cuando, mirando al cielo, cerrando los ojos, o dándonos un pequeño paseo por la casa.

Sobre el oído ya sabemos la tendencia que tienen los adolescentes con los cascos y auriculares a poner muy fuerte el sonido, esto puede dar lugar con el tiempo a pérdida auditiva precoz, cuando ya avancemos en la edad madura.

Por último el doctor Corbalea comenta que siguiendo estos breves consejos y “si todos ustedes ponen un poco de su parte de seguro que les hacen bien y solucionan algunos problemas del confinamiento”.  Gracias al doctor por responder a las preguntas de malagaldia.