Cómo encontrar las mejores piezas de desguace en España

0

Cuando un coche sufre una avería, lo más común es dirigirse a una tienda autorizada de la marca y solicitar una pieza de recambio. No obstante, en muchas ocasiones, los precios son superiores a lo que se espera pagar o no se cuenta con el dinero suficiente, lo bueno es que existen los desguaces como alternativa.

Los coches que han sufrido averías o siniestros que se consideran totales o que se venden como si de chatarra se tratara, generalmente, cuentan con piezas que pueden servir como recambios en otros coches, ya que tienen la misma estructura. Ésta es una forma de ofrecer una rápida respuesta a cualquier eventualidad y sin tener que pagar de más.

Los desguaces en España

En todo el territorio español se encuentran una gran cantidad de centros de desguaces a los que se podrá acceder con mucha facilidad, a través del sitio web https://www.desguaces.eu/, ya que reúnen un completo directorio por provincias e incluso por tipos de piezas.

Aunque se habla de coches de forma genérica, la realidad es que ofrecen información sobre una gran cantidad de vehículos de distintas categorías, como motos, furgonetas, camionetas, 4×4, tractores, autobuses y hasta barcos, de manera que ninguna necesidad quede afuera.

Además de eso, también ponen a disposición un conjunto de servicios de alto valor para quienes lo estén necesitando, encontrando dentro de éstos:

  • La venta de coches que han resultado siniestrados, como mencionábamos más arriba.
  • Realizar la venta del coche a un centro de desguace por otros motivos.
  • Dar de baja a un coche o una furgoneta.
  • Vender piezas de coches desguazados según sus características específicas.

Por último, hoy en día es necesario que el acceso a toda esta información se pueda obtener de forma online, sin que haga falta tener que trasladarse a ningún lugar hasta el momento en el que sea indispensable para realizar la transacción por las piezas.

Ventajas de comprar piezas en un desguace

Con todo lo visto anteriormente, queda claro que es una fórmula bastante cómoda y segura de obtener piezas de recambio sin pagar de más. Sin embargo, éstas no son ni de cerca, las únicas ventajas que se podrán reunir a propósito de este tema. 

Veamos algunas otras:

  • Ahorro: el precio encontrado por piezas de desguace es posible que sea hasta un 50% menos de las que se pueden encontrar nuevas en centros autorizados, por lo que si se tiene poco presupuesto disponible, no se sufrirá el problema de tener el coche parado.
  • Garantía: es un hecho que hay algo muy importante que ofrecen las tiendas autorizadas, como la garantía. Aunque pueda parecer improbable que los desguaces la ofrezcan, la realidad es que sí lo hacen, y el tiempo es variable en función del estado de la pieza. En muchos casos, el periodo puede ir desde un mes hasta 1 año, pues los responsables siempre se aseguran de que las piezas estén en perfecto estado.
  • Variedad: uno de los aspectos más importantes de los desguaces es que ofrecen mucha variedad en torno a los elementos que tienen, pudiendo encontrar distintos tubos de escape, por ejemplo, para el mismo modelo de coche, permitiendo así que sea el propio usuario el que decida cuál comprar según sean sus intereses.
  • Reciclaje: si bien es cierto que siempre se necesitarán piezas nuevas para sustituir, el uso de las de desguace, es una importante contribución al cuidado del medio ambiente, ya que fomenta el reciclaje, dando una segunda vida útil a todos esos productos que ya fueron creados en su momento, y reduciendo a su vez, el consumo de productos nuevos de fábrica.

En resumen, todo este conjunto de elementos dan como resultado lo que ya se evidencia a nivel estadístico y es que los desguaces están siendo cada vez más utilizados en España, pues los usuarios se han dado cuenta de los buenos resultados que son capaces de obtener sin necesidad de gastar una elevada suma de dinero.