Los electrodomésticos Beko duran para toda la vida

0

Algunas marcas son tan buenas que es preferible reparar algo de ellas en lugar de comprar un nuevo aparato. Éste es el caso de los electrodomésticos de la marca Beko, una de las más grandes desde hace muchos años. A pesar de ser tan poco conocida en España, sí tiene un fuerte mercado en el resto de Europa.

Fundada en los 50 en Turquía, Beko se colocó en apenas 10 años entre las marcas de electrodomésticos con más renombre en el mundo, compitiendo con las más grandes del sector. Hoy en día se considera que está a la altura de Electrolux, Bosch y Siemens, un logro increíble para una empresa tan joven en comparación.

El éxito de la compañía radica en que sus productos son de una calidad media alta, pero son asequibles para cualquier público. Esto se hizo así con el objetivo de hallar el mejor balance posible entre la calidad y el precio. De aquí viene que valga tanto la pena buscar recambios Beko y no comprar un electrodoméstico por el mismo precio.

La marca ganó una gran popularidad muy pronto en el centro de Europa porque se consideraba una alternativa más que viable a los productos de las grandes marcas a un precio muy inferior y con una calidad similar. Este es el motivo por el cual Beko creció tanto y logró fidelizar a sus clientes al mismo tiempo.

Los electrodomésticos de la marca

A lo largo de la última década Beko apostó fuertemente por lo que hoy se conoce como los electrodomésticos de gama marrón. Estos son televisores, DVD y otros parecidos que se usan para el entretenimiento. Sin embargo, el mayor punto fuerte de la marca son los productos de línea blanca, comparables en calidad y funciones a los de las grandes marcas ya establecidas.

En este momento, lo que más abunda de Beko son las lavadoras, secadoras, lavavajillas y frigoríficos, aunque todavía hay aún más tipos de aparatos de este estilo. Son muy modernos, capaces de cumplir con funciones cada vez más avanzadas que facilitan la vida de sus usuarios en gran medida.

Están pensados para ser realmente duraderos incluso si el precio de los electrodomésticos es bastante más bajo que la media. Es relativamente raro que requieran de reparación, aunque la falta de mantenimiento siempre pasa factura, en especial si se trata de aparatos que tienen un uso continuado.

Los repuestos cuando y donde los necesites

Si alguno llegara a estropearse, es bastante sencillo encontrar el repuesto que estás buscando. Sin embargo, lo mejor es utilizar la página apropiada para buscar presupuestos más bajos que en tiendas físicas. Además, muchas de estas se surten de las fábricas oficiales, lo que asegura que la pieza sea original y de calidad.

Además, es más sencillo buscar online la pieza específica si es una muy pequeña. Hay tantos modelos que es difícil encontrar lo que estás buscando exactamente si tu modelo es relativamente viejo. Lo bueno de acudir a webs adecuadas es que el buscador hace el trabajo por ti de encontrar la pieza específica.

Algunas páginas permiten contactar con ellas en el caso de que no consigas en su catálogo lo que necesitas. Es tan sencillo como ubicar el modelo exacto del electrodoméstico y el nombre de la pieza, y enviar la información. En estas situaciones se localiza el repuesto si no está en el inventario.

También es mucho más cómodo hacer las compras online porque no hace falta hacer ninguna verificación del producto si se compra a través de una compañía con reputación. Es un ahorro inmenso de tiempo y energía, aparte de que no hay que estar comparando entre diferentes opciones si se busca el repuesto original en una web confiable.

Los envíos de las piezas originales llegan a España desde Alemania en tres o cuatro días, y se entregan con todas las garantías correspondientes. No es el tiempo más rápido, pero sí es completamente seguro que es la pieza original, lo que es fundamental para alargar el tiempo de vida del aparato en lugar de dañarlo.