Consejos para una reforma exitosa

Hacer una reforma, por pequeña que sea, requiere prestar atención a unos cuantos detalles, sólo así se puede acertar en todo.

0

Hay momentos en la vida en los que apetece un cambio en la decoración o la distribución de una vivienda. Algunas veces se tratan de cosas pequeñas, mientras que en otras, se pretende hacer una reforma integral. Independientemente de lo que se trate, hay una serie de pautas que ayudarán a conseguir el éxito, para ello, los profesionales de reformas Malaga ofrecen una serie de consejos para poder llevar el proceso de la mejor manera.

Piensa en lo que necesitas

Antes de empezar a mirar materiales, estilos y demás, es fundamental que definas las necesidades que quieres cubrir con los cambios. Esto es muy importante porque quien va a vivir en esa casa eres tú, y por eso, no es buena idea dejarse llevar por lo que digan los demás, a pesar de lo cercanas que sean las personas que opinan.

Piensa que lo que para algunos es imprescindible, no tiene por qué serlo para ti, y viceversa. Por eso tienes que trazar una líneas sobre qué quieres y cómo utilizas tu casa para sentirte a gusto.

Marca un presupuesto

El primer paso es fundamental porque si no tienes claro lo qué quieres, no podrás saber cuánto te piensas gastar. Así que una vez que sabes qué tipo de reforma quieres hacer, calcula al menos una cantidad aproximada de lo que puedes gastarte.

Con un presupuesto definido, podrás saber si te puedes permitir todo lo qué quieres, o si hay alguna cosa que tendrá que esperar para otra ocasión.

En cualquier caso, contar con un presupuesto ayuda a aprovechar mejor el dinero y hacer que cunda más que si lo dejas todo al azar. También se pueden evitar gastos inesperados, ya que todo estará calculado, aunque sea de forma general. Eso sí, siempre es bueno calcular al alza por si acaso.

Escoger una buena empresa de reformas

Como es evidente que una reforma no la puede hacer cualquiera, sobre todo si se trata de una reforma integral, habrá que mirar algún presupuesto reformas Malaga para ver cuál encaja mejor en los planes que tienes. Lo mejor es informarte sobre qué servicios ofrecen, y si es posible echar un vistazo a alguno de los trabajos que hayan realizado anteriormente.

Preguntar a quienes hayan hecho alguna reforma antes es siempre una buena idea, para saber si la empresa en cuestión es capaz de adaptarse a las necesidades de quienes solicitan sus servicios.

Además, evita el error de pedir demasiados presupuestos, porque lo único que lograrás será confundirte más y no saber cómo elegir. Es mejor tener 3 o 4 presupuestos como máximo, de empresas con buena reputación.

Acuerdo y garantía

Una vez elegida la empresa de reformas en Malaga que se encargará de hacer el trabajo, habrá que firmar un acuerdo por escrito en el que se indiquen los trabajos, materiales y presupuesto, para que en caso de que surja algo, todo esté bien atado.

La garantía también es importante, ya que la calidad de los trabajos tiene que ser suficiente para durar bastante tiempo. De ello se encargarán profesionales cualificados que cumplan con los plazos y los acabados esperados.

Ojo a los permisos

Aunque se trate de una obra pequeña, no se puede dejar de lado la solicitud de los permisos y las licencias que indica la normativa. De lo contrario, te pueden sancionar, por lo que es mucho mejor no arriesgarse y tenerlo todo en orden. En caso de duda, la empresa de reformas que elijas seguro que te podrá ayudar a tramitarlo todo como se debe.

Disfrutar del resultado

Una vez que la obra termine llega el momento más importante de todos. Si se han cumplido las pautas y la obra ha llegado a término, toca disfrutar de la reforma que querías. Un hogar confortable adaptado a tus gustos y necesidades, donde poder hacer vida y sentir que el esfuerzo ha merecido la pena.